UGT se dirige al Gobierno para conocer su estrategia para la vacunación de COVID-19

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

Exige garantías para un acceso justo, igualitario y gratuito


►UGT se ha dirigido por carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y a  la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, para conocer de primera mano si el Gobierno está siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea en su estrategia de vacunación, cuando ésta llegue.
 

►El sindicato recuerda que el despliegue de la vacuna debe estar sujeto a las necesidades de los más vulnerables y ser lo más inclusiva posible. Se debe garantizar que el acceso sea por la necesidad y no por la capacidad de pago.  
 

►UGT pide al Gobierno que los grupos prioritarios de vacunación sean las personas trabajadoras de los centros sanitarios, sociosanitarios, incluidos el personal de limpieza, administrativo y de seguridad, los  trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales (educación, sector agrario, transporte, cuerpos y fuerzas de seguridad, entre otros), así como aquéllos que debido al diseño de sus puestos de trabajo no puedan guardar la distancia interpersonal.

A principios de esta semana, la Comisión Europea, en nombre de los Estados miembros de la UE, aprobó un contrato con dos compañías farmacéuticas que proporcionan 300 millones de dosis de una vacuna contra la COVID-19, toda vez que se ha demostrado que es segura y eficaz. Un estudio ha demostrado que la vacuna desarrollada por estas empresas tiene una eficacia superior al 90 por ciento.

La Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente, Ana García de la Torre, y el Secretario de Política Internacional, Jesús Gallego, se han dirigido por carta a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y al ministro de Sanidad, Salvador Illa, para preguntar por la estrategia de vacunación que va a seguir España, una vez llegue la vacuna, y si seguirán las directrices que ha marcado la Comisión Europa en una comunicación.

La Confederación Europea de Sindicatos (CES), de la que UGT es miembro fundador, se ha dirigido a su vez a la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von del Layen y a la Comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, para solicitar aclaraciones sobre la comunicación que emitió hace unas semanas a nivel europeo.

La comunicación establece las acciones clave que los Estados miembros deben emprender para estar plenamente preparados cuando las vacunas estén disponibles, y se incluye el desarrollo de estrategias nacionales de vacunación. En este sentido contiene varios aspectos y recomendaciones importantes:

  • Los Estados miembros deberían considerar la posibilidad de proporcionar vacunas COVID-19 de forma gratuita.
     
  • Los Estados miembros deben garantizar una mano de obra cualificada y equipos de protección y personal para la administración de las vacunas COVID-19.
     
  • Los Estados miembros deberían considerar la posibilidad de identificar grupos prioritarios una vez que las vacunas estén disponibles, incluidos los trabajadores de la salud, los trabajadores de los centros de cuidados, otros trabajadores esenciales y los trabajadores que no pueden mantener la distancia social requerida.

UGT considera que la vacuna es  urgente, ya que vemos que cada vez más trabajadores pierden sus trabajos y sus medios de vida, enferman e incluso fallecen. Y por este motivo, apoyamos el importante papel de la Comisión Europea en la coordinación del desarrollo, fabricación y distribución rápida, pero segura, de la vacuna COVID-19; y apoyamos en particular el objetivo de garantizar un acceso justo, para toda la ciudadanía, en Europa a una vacuna que sea gratuita.

El despliegue de la vacuna, para la Unión General de Trabajadores, debe estar sujeto a las necesidades de los más vulnerables y ser lo más inclusiva posible. El acceso debe basarse en la necesidad y no en la capacidad de pago.

Según la Estrategia de Vacunas de la UE, la distribución de las dosis de vacunas entre los Estados miembros se basará en el número de población. Para el sindicato es comprensible que la primera fase del despliegue sea limitada en términos de dosis, pero la Unión General de Trabajadores quiere saber si en nuestro país:

  1. ¿Se garantizará la compra, como Estado miembro, de dosis de vacuna suficientes para cubrir a toda la población, teniendo también en cuenta el hecho de que la vacunación eficaz puede requerir dos dosis por persona?
     
  2. ¿Cuándo sabremos que se habrá vacunado a toda la población?
     
  3. ¿Cómo se asegurará nuestro Gobierno de que la vacuna se comprará a un precio justo, evitando cualquier especulación de las empresas farmacéuticas?
     
  4. ¿Se velará por que en la producción de la vacuna por parte de las empresas europeas se proporcionen saY, plarios justos y condiciones de trabajo dignas, y no se involucren en trabajos precarios?
     
  5. ¿Los medios disponibles en el Instrumento de apoyo de emergencia serán suficientes para cubrir todos los costes relacionados con la vacuna, o los Estados miembros deberán aportar financiación adicional? ¿Qué carga supondrá esto para España?
     
  6. La Comisión ha animado a los Estados miembros a considerar la posibilidad de proporcionar la vacuna COVID-19 de forma gratuita. La Comisión también recomienda a los Estados miembros que se aseguren de que se utilice una mano de obra cualificada y un equipo de protección personal y médico adecuado para la administración de las vacunas COVID-19. ¿Apoya la Comisión a los Estados miembros en este esfuerzo, también a través de medios financieros?
     
  7. La Comisión ha recomendado a los Estados miembros que den prioridad a los grupos vulnerables y de riesgo para administrar las primeras partidas de vacunas. A este respecto nos gustaría conocer si se están siguiendo dichas recomendaciones en cuanto al diseño de la estrategia nacional de vacunación y más concretamente estamos interesados en conocer los grupos prioritarios de vacunación, particularmente en lo que atañe a los trabajadores y trabajadoras de nuestro país, prestando especial atención al personal que desempeña su trabajo en centros sanitarios y sociosanitarios, incluyendo al personal de limpieza y seguridad, también respecto de los trabajadores considerados como especialmente sensibles frente a la COVID-19, otros trabajadores esenciales como por ejemplo los profesores, trabajadores del sector agrario, sector transporte, cuerpos y fuerzas de seguridad, así como aquellos trabajadores que debido al diseño de sus puestos de trabajo no pueden guardar la distancia interpersonal.
     
  8. Y, por último, ¿existe algún plan de nuestro Gobierno para garantizar una atención y medicamentos accesibles y asequibles en el caso de una futura emergencia sanitaria como el COVID-19?

    ⇒ Texto íntegro de la carta dirigida a la ministra de Trabajo y al ministro de Sanidad


              Valoración de Ana García de la Torre,
Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT