UGT no firmará ningún acuerdo en el que los trabajadores pierdan poder adquisitivo

Versión para impresiónVersión para impresión

​El Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha afirmado que a "UGT no va a firmar un acuerdo en el que los trabajadores pierdan poder adquisitivo. Con una inflación en enero del 3% y una previsión de inflación para 2017 del 2,2%, la propuesta sindical de aumentar los salarios entre un 1,8% y un 3% es proporcionada y sensata".

Gonzalo Pino ha realizado estas declaraciones en la Jornada de Negociación Colectiva de UGT-Euskadi, donde ha señalado que "no puede ser que los trabajadores pierdan otra vez poder adquisitivo mientras las empresas continúan aumentando sus beneficios".

En este sentido, ha considerado que el aumento que propone la patronal es "totalmente insuficiente. Subidas salariales entre el 0% y el 1,5% cuando el aumento salarial medio del convenio se ha fijado en el 1,2% este año, por debajo de las recomendaciones del AENC para 2016, que era del 1,5% más productividad".

"La reforma laboral ha desequilibrado tanto la negociación colectiva que la presión empresarial es tremenda para devaluar las condiciones de trabajo y para fijar aumentos salariales muy bajos", ha señalado.

Hay que hablar, en primer lugar, de los salarios

Gonzalo Pino ha exigido a CEOE y CEPYME que "dejen de hablar de lo que les interesa a ellos, como es la flexibilidad, la desregulación y el dar más poder a la empresa, y se centren en lo que de verdad importa a las personas de este país, los salarios".

"Hemos recibido una carta de la patronal el 23 de febrero, un día después de manifestarnos ante sus sedes, proponiendo una docena de temas, pero sin hablar de los salarios de 2017. En ese juego no vamos a entrar. Primero toca hablar de salarios", ha afirmado.

Pero "la patronal no quiere hablar de salarios, sino de otras cuestiones que les interesan más. Pues le tenemos que decir que los acuerdos están para cumplirse, porque, sino, el diálogo social no sirve para nada. Se tienen que dar cuenta que romper los puentes de diálogo y maltratar a los trabajadores y trabajadoras tiene un alto coste".

Los trabajadores y trabajadoras necesitan resolver ya sus problemas

El Secretario de Política Sindical de UGT ha considerado que, si tanto el Gobierno como la patronal "no quieren negociar, no vamos a seguir ni un minuto más sentados en la mesa. No va a haber fotos gratis. No vamos a estar mareando la perdiz, porque los trabajadores y trabajadoras no entenderían eso. Sus problemas son urgentes y hay que solucionarlos ya".

De las mesas de diálogo social que anunció el Gobierno, "tan solo hay una mesa abierta y funcionando: la de las pensiones, y ahí estamos encallados también. El resto de las mesas anunciadas apenas se han abierto. Nosotros tenemos voluntad inequívoca de negociar, como siempre. Nuestro objetivo es llegar a consensos para cambiar las políticas en nuestro país. Necesitamos políticas de Estado consensuadas y estables que duren más de una Legislatura".

Por ello, "hemos comenzado un proceso de movilizaciones, que se iniciaron el pasado 19 de febrero y que van a continuar el 23 de marzo con paros, asambleas y concentraciones en las empresas. Hay que seguir presionando para que negocien. Cada vez, con más intensidad y con todos los instrumentos a nuestro alcance, hasta que sea necesario".