UGT envía su solidaridad y apoyo al movimiento sindical internacional frente al COVID-19

Versión para impresiónVersión para impresión

La Unión General de Trabajadores, a través de su Secretario General, Pepe Álvarez, y el Secretario de Política Internacional, Jesús Gallego, han enviado una carta de solidaridad, unión y esperanza a todas las organizaciones sindicales agrupadas en la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES) por la crisis sanitaria, humana, laboral, económica y social debido al Coronavirus.

Una carta en la que el sindicato denuncia las terribles consecuencias que para la salud y la vida de muchas personas está suponiendo esta pandemia, a la que se suma  el drama de la pérdida de trabajos y los efectos que acusará la economía de los distintos países.

Además, alerta de la necesidad de luchar en contra de los masivos recortes de los servicios públicos y el empeoramiento de las condiciones laborales de los compañeros y compañeras que en ellos trabajan; en contra de una forma de globalización avariciosa que acapara y acumula, preocupándose poco o nada por el bien común; en contra del capitalismo voraz que acude exclusivamente en búsqueda del beneficio inmediato y huye cuando más apoyo necesitan las sociedades en las que se nutre; en contra de la desigualdad, que deja sin oportunidades ni protección a millones de personas en el mundo; en contra de la sinrazón que niega el derecho de las personas que huyen de la guerra o del hambre a buscar un lugar mejor en el que vivir; y en contra de la inversión en esas guerras al tiempo que se recorta en investigación.

UGT, un ejemplo para las personas trabajadoras

Durante esta crisis, UGT está dando, una vez más, ejemplo de comportamiento y contribuyendo al bienestar y la cohesión social, buscando la protección en el centro de trabajo y en la asistencia social de todas las personas que se están viendo afectadas por el COVID19. Un sindicato que, fiel a nuestro internacionalismo, mira más allá de nuestras fronteras y que, por lo tanto, trabaja de manera conjunta con el movimiento sindical internacional, por encima de banderas, para lograr la victoria común. Nuestra unión, el intercambio de información y las estrategias comunes serán clave para conseguirla.

Para UGT, esta crisis va a golpear con dureza al conjunto de la clase trabajadora mundial. Pero el sindicato está seguro de que, juntos y juntas, venceremos esta pandemia y remontaremos como lo hemos hecho tantas y tantas veces a lo largo de la historia.