Tenemos que estar vigilantes para que los ERTES no se conviertan en despidos

Versión para impresiónVersión para impresión

Entrevista de Pepe Álvarez en el programa "Ganbara" de Radio Euskadi y Radio Vitoria


El Secretario General de UGT ha manifestado que la pandemia provocada por la Covid-19 nos ha cambiado a todos” y que gracias al proceso de diálogo social con el Gobierno “hemos podido calmar y ayudar para que la crisis no se lleve por delante más puestos de trabajo y más personas. Siempre siendo conscientes de que lo que hemos hecho ha sido poco, porque nadie puede estar satisfecho sabiendo que hay cientos de miles de personas que hacen cola para recoger una bolsa de alimentos y otras muchas que duermen en las calles”. 

Álvarez que ha hecho estas declaraciones en el programa “Ganbara” de Radio Euskadi y Radio Vitoria, ha señalado que seguramente el proceso de recuperación será inmediata en el sector servicios, pero “la industria está sometida a un proceso de reconversión fortísimo que la pandemia ha acelerado. Y ahí están los fondos de reconstrucción que deben servir para reforzar los servicios públicos de salud, los servicios de atención a las personas y, sobre todo, facilitar la construcción de un país con un sistema productivo que nos permita superar los problemas del pasado, sobre todo bajo los parámetros de mejorar la competitividad, el valor añadido y el empleo estable”.

Los ERTES deben tener carácter indefinido

Álvarez ha mostrado su preocupación porque las empresas que se han acogido a ERTES comiencen a despedir, algo que empieza a suceder en algunas. Por eso, ha afirmado que “tenemos que estar vigilantes” para que las empresas no aumenten sus beneficios a costa de las subvenciones y que estos procesos no supongan despidos de personas.

Ha defendido que los ERTE tengan carácter indefinido porque “someter a empresas y trabajadoras a la presión de que hay una fecha que se acaba no tiene ningún sentido”. Ha dicho que “son un elemento muy eficaz para mantener el empleo y a las empresas vivas” y que “seguramente después de mayo, si las vacunas funcionan, tendremos menos personas en ERTE”.

Derogar las reformas laborales

Álvarez ha señalado que “hay empresas que van a tener la tentación para ir a una reducción de plantilla”, aprovechando incluso la irrupción de las tecnologías, por eso, “nosotros queremos que el Gobierno adelante la derogación de las reformas laborales, la del 11 y la del 12, que no han aportado nada positivo al mercado de trabajo. Si no hubiera habido estas reformas en esta crisis habríamos tenido un millón de parados menos y tendríamos a esas personas en ERTE”. Asimismo, ha defendido que el despido se causalice.

El objetivo es que la reconstrucción de este país, incluido el mercado laboral, “se haga con derechos y garantías para los trabajadores y trabajadoras”.

Otros de los retos que hay encima de las mesas de negociación con el Gobierno son las pensiones. En este sentido, el Secretario General de UGT ha calificado de “infame” los intentos de recortar pensiones aprovechando la actual situación de crisis.  “No se pueden plantear reformas que duren 20, 30 años partiendo de la actual situación de crisis que padece el país”. Este es otro motivo de las movilizaciones que estamos llevando adelante, junto a la exigencia de subir el  SMI, porque no hay ninguna razón para que no lo haga, máxime cuando ha aumentado en el entorno europeo.

Combinar negociación y movilización

Para conseguir todas estas demandas es preciso hacer movilizaciones, porque “la gente tiene que ser consciente que nadie nos ha regalado nunca nada y lo vamos a tener que pelear. Para recuperar la ultraactividad de los convenios colectivos, el empleo estable, para acabar con la situación de discriminación de la mujer en el mercado de trabajo, o para posibilitar la entrada de los jóvenes al mercado laboral, lo vamos a tener que ganar”.

“Somos plenamente conscientes que va a haber que utilizar la negociación y la movilización porque eso es lo que nos va a llevar a resultados positivos tanto en las relaciones con los gobiernos, como en las propias relaciones con las empresas”.

No hay ninguna razón para que La Naval de Sestao no siga funcionando

Respecto al astillero de La Naval de Sestao considera que “no hay ninguna razón para que no pueda fabricar barcos. España está liquidando antes de hora elementos que seguramente no tendrían por qué eliminarse. Somos un país plenamente competitivo. Hay otros astilleros que están funcionando y este debería funcionar también”.



              Audio de la entrevista