RTVE debe contemplarse como un derecho constitucional

Versión para impresiónVersión para impresión

​La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas,  ha afirmado que “en la próxima reforma constitucional, RTVE debe contemplarse como un derecho de los ciudadanos y ciudadanas y un pilar esencial  de la democracia española, en el que se garantice la independencia y la pluralidad de la información”. En este sentido, ha demandado a los grupos parlamentarios “altura de miras, compromiso social y con lo público”, lo que implica apostar por una RTVE alejada del control político, similar a la BBC o la ZDF.

Antoñanzas ha hecho estas declaraciones durante la rueda de prensa para presentar el documento definitivo del Plan Estratégico de UGT para la Corporación de RTVE, en la que ha participado, además, el Secretario General de FeSMC-UGT, Miguel Ángel Cilleros, y el Secretario General de la Sección Sindical de UGT en RTVE, Miguel Ángel Curieses.  Un documento que a continuación será registrado en el Congreso de los Diputados, donde los representantes sindicales serán acompañados de representantes de distintos grupos parlamentarios.

La Vicesecretaria General de UGT ha destacado que el documento del Plan Estratégico ha estado abierto a la participación social, y su objetivo es hacer propuestas para configurar un nuevo Mandato Marco de la Corporación de RTVE. Un mandato que ya debería estar en vigor, pues el anterior caducó el pasado 31 de diciembre (la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la CRTVE ha estado 15 meses sin reunirse y sin rendir cuentas ante el Parlamento).

Antoñanzas ha resaltado los retos que plantea la era digital. Desde la perspectiva del capitalismo imperante esto puede suponer la destrucción de empleo, especialmente en el sector de las comunicaciones, pero debe convertirse en una oportunidad para crear nuevos nichos de empleos. En este sentido, ha afirmado que hay que “rediseñar una nueva RTVE, un nuevo medio público de comunicación, que esté al servicio de la sociedad civil y cuyos contenidos sean trasversales y estén impregnados de los valores de respeto, diversidad, igualdad, etc. RTVE debe ser un referente en ese camino de conversión, transformación, y adaptación, sin perder la calidad en el empleo”.

Respecto a la financiación de RTVE ha afirmado que “no puede ser algo que dependa del ciclo económico, o de la voluntad del gobierno de turno. Debe ser clara y estable”. De tal forma, que se puedan hacer proyectos en el medio y largo plazo.

Otras propuestas de UGT resaltadas por Antoñanzas son: reforzar la estructura territorial, “al contrario de lo que ha estado pasando en los últimos años”; mayor participación social; y convertirse en un referente del castellano en el mundo, lo que requiere nuevos canales de difusión,  al igual que las grandes corporaciones públicas europeas. 

Por último, ha declarado que hay que evitar que el liberalismo siga atacando lo público, y  ha recordado que  “RTVE ha sido atacada, desde dentro y fuera”.  “Más RTVE- ha dicho- es más libertad, más democracia”. El documento presentado por UGT es una buena base, pero estamos abiertos al debate, al diálogo, para que se desarrolle el mejor modelo posible y se garantice este servicio público esencial.