Ratificar el Convenio 189 sin la apertura de un proceso de Diálogo Social no ayudará a avanzar

Versión para impresiónVersión para impresión

UGT analiza la situación de las trabajadoras del hogar y sus derechos laborales en la crisis del Covid-19


La responsable del departamento de Migraciones de UGT, Ana Mª Corral ha participado en las jornadas virtuales (Gener-Acción Webinar #1), sobre “Trabajadoras del hogar, derechos laborales y crisis del Covid-19”.

En su intervención, Ana Mª Corral ha destacado que más allá de la ratificación del convenio 189, lo que hace falta es voluntad política para abordar los problemas de este sector desde la mesa de Diálogo Social.

Ana Mª Corral ha explicado que durante los años de Gobierno del Partido Popular no existió voluntad política de seguir adelante con los avances que se habían logrado y lo que primó en esa etapa fue la visión puramente utilitarista de las trabajadoras del hogar, sin abordar sus las condiciones de trabajo, “como si no fueran trabajadoras”.

“Posteriormente” ha señalado, “antes de que estallara la crisis sanitaria en el mes de marzo, se había abierto una pequeña puerta a continuar en el marco del Diálogo Social para retomar las reformas necesarias tanto en la relación laboral especial como en el Sistema Especial de Empleados de Hogar, pero con la pandemia ha quedado todo en suspenso”.

La responsable del departamento de Migraciones de UGT ha destacado que antes de declararse el Estado de Alarma UGT ya puso en conocimiento del Ministerio responsable de Empleo y del Ministerio responsable de Migraciones que era necesario “adoptar medidas en el caso de empleadas de hogar que fueran a quedarse sin empleo como consecuencia de la crisis sanitaria y también en lo que respecta a cuestiones de extranjería, puesto que es la realidad de gran parte de este colectivo”.

“Medidas que abordarán la pérdida de autorizaciones de trabajo y de residencia porque no sabíamos cuánto iba a durar la situación de confinamiento, pero sí sabíamos que con el cierre de las oficinas de extranjería no se iban a poder renovar estas autorizaciones y podíamos encontrarnos en una situación complicada” ha añadido.

Autorizaciones de trabajo y de residencia

 “Es verdad que ahora mismo sí que existe una orden que prorroga las autorizaciones de trabajo y de residencia –y que las va a prorrogar durante seis meses una vez que finalice el Estado de Alarma- y que, además, seguimos hablando con el Ministerio para poder flexibilizar los requisitos de renovación porque cuando quieran renovarlas tendrán problemas porque son los primeros en perder los puestos de trabajo y los que se quedan más desprotegidos”.

“Pero ratificar el Convenio 189 sin la apertura de un proceso de Diálogo Social que permita avanzar en la equiparación de derechos de un sector que emplea a cerca del 5% de las mujeres afiliadas a la Seguridad Social, sino se emprenden otra serie de modificaciones, probablemente no vaya a hacernos avanzar lo suficiente”.

En estas jornadas participaron además, Maravillas Espin, Directora general de Trabajo Autónomo, Economía Social y RSE del Ministerio de Trabajo y Economía Social; Carolina Elías, Presidenta de SEDOAC (Servicio Doméstico Activo); Pilar Expósito, Secretaria de Igualdad de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO; Gregoria Gabriel Jáuregui, Ex Secretaria Ejecutiva de FENATRAHOB (Federación Nacional de las Trabajadoras del Hogar de Bolivia) y Julissa Jáuregui, Técnica en Migraciones de la Alianza por la Solidaridad.