Mejorar las políticas sociales, la educación, la sanidad y las pensiones y bajar los impuestos es una ecuación imposible

Versión para impresiónVersión para impresión

​Pepe Álvarez (1956, Belmonte de Miranda, Asturias) tiene un vínculo especial con Murcia, ya que el sindicato en la Región fue una de las primeras organizaciones territoriales que le apoyaron para dar el salto a la secretaría general de UGT, cargo en el que lleva ya dos años. Afable en el trato, es comedido, pero a la vez contundente, en sus críticas. Vaticina que a las movilizaciones de pensionistas y mujeres de estos días pronto se sumarán los jóvenes y cree que hay margen suficiente para subir las pensiones, y también para mejorar «los salarios de miseria que tenemos en nuestro país».

De todas las recetas que se han oído en los últimos días para reducir la brecha salarial, ¿con cuál se queda usted?