La Cumbre Social reclama políticas para la igualdad laboral y de lucha contra las violencias machistas

Versión para impresiónVersión para impresión

La Cumbre Social Estatal demanda al nuevo Gobierno la revisión de las políticas de austeridad implementadas con la excusa de la crisis, que han tenido como resultado el incremento de las desigualdades sociales y de género.

La primera y principal medida que debería adoptar el Gobierno, es la dotación de recursos humanos destinados a la lucha contra la violencia de género, la violencia sexual y a la persecución de la desigualdad retributiva en empresas y administraciones públicas.

Es necesario tomar medidas que combatan la desigualdad laboral que sufren las mujeres en el empleo, como la discriminación en el acceso a determinados sectores masculinizados, en la promoción y trayectoria laboral, en las condiciones laborales de contratación y en las tasas de actividad, de ocupación y de paro. En especial hay que combatir el uso abusivo y fraudulento de la contratación temporal y el empleo a tiempo parcial, que condenan a las mujeres a la precariedad y por tanto a la pobreza laboral, presente y futura. Hay que desarrollar el Real Decreto-ley 6/2019, de medidas urgentes para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la brecha de género en el salario alcanzó en 2017 el 21,92% en el cómputo total del año. Esta brecha no sólo tiene un impacto negativo en las condiciones laborales de las mujeres, sino que también afecta a sus futuras pensiones. Hay que aprobar una ley de igualdad salarial que establezca igual salario para un puesto de trabajo de igual valor.

Se deberían fomentar infraestructuras y servicios para evitar el abandono del empleo de las mujeres para dedicarse al cuidado, creando Escuelas Infantiles de 0 a 3 años, de carácter público, gratuito y de calidad, así como y centros de día públicos que aseguren los cuidados de las personas en situación de dependencia y discapacidad. Es urgente invertir en el sector público de cuidados como un aspecto central para lograr la igualdad de género.

También hay que reforzar el sistema de protección de las víctimas de violencia machista y de sus hijos e hijas y ratificar los Convenios 189 sobre trabajo digno de las trabajadoras del hoga para lograr la equiparación total en derechos del sector del empleo del hogar y ratificar el Convenio 190 de la OIT sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

La Cumbre Social Estatal, formada por más de 120 organizaciones de muy diversos ámbitos, anima a la ciudadanía a participar activamente en los actos, movilizaciones y manifestaciones que tendrán lugar, con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, para reclamar políticas de igualdad salarial y lucha contra la violencia de género más efectivas.