La Cumbre Social Estatal reclama al Gobierno una respuesta adecuada al Covid-19

Versión para impresiónVersión para impresión

Estamos viviendo en un estado de alarma, declarada ante una crisis sanitaria provocada por el Coronavirus (Covid 19) que ya está teniendo un importante impacto también en lo económico, laboral y social, que se agravará con el tiempo.

La Cumbre Social Estatal, integrada por más de 120 organizaciones de diversos ámbitos, agradece su labor a los trabajadores y trabajadoras del sector sanitario, de servicios sociales, cuerpos y fuerzas de seguridad, limpieza, transporte público, farmacia, producción, distribución y venta de productos de alimentación, y a todas aquellas personas trabajadoras que día a día atienden las necesidades a la ciudadanía.

La Cumbre Social Estatal reclama al Gobierno una respuesta adecuada a las circunstancias, actuando urgentemente para salvaguardar la salud de las personas, y poniendo en marcha medidas para mitigar el impacto económico y social de la crisis.

Pronto entraremos en una fase de recesión, y para la Cumbre Social Estatal sería un gran error que se adoptasen medidas de austeridad como se hizo durante la crisis de 2008.  Por el contrario, hace falta una respuesta coordinada y global, que permita el rescate de las familias, de los trabajadores y las trabajadoras, de las empresas, y en especial de las pymes, de los autónomos y, sobre todo, de los grupos sociales más vulnerables.

La situación actual ha puesto de manifiesto el valor de los servicios públicos y la necesidad de que el estado tenga capacidad de control y participación en los sectores estratégicos para la sociedad y la economía. 

También ha quedado patente que los recortes y las privatizaciones han tenido consecuencias funestas sobre los servicios en los que ahora recae el principal peso de la crisis, como la sanidad, la investigación y la atención a personas mayores y dependientes.

La Cumbre Social Estatal insiste en su demanda de que se reviertan los recortes, que se apueste por los servicios públicos y que se tomen las medidas necesarias para que las personas trabajadoras y los colectivos más vulnerables no sufran las consecuencias de esta crisis.