La Cumbre Social Estatal exige que se garantice la seguridad y la salud en el trabajo

Versión para impresiónVersión para impresión

La sociedad española, como el resto del planeta, está inmersa en una crisis sanitaria sin precedentes, para la que no estaba preparada. La austeridad y los recortes que han caracterizado la crisis económica de 2008, y de la que todavía no nos hemos recuperado, han acentuado los efectos de la actual crisis.

La Cumbre Social Estatal, formada por más de 120 organizaciones, considera que ahora más que nunca es necesario garantizar la salud de la ciudadanía en general, pero especialmente la de los trabajadores y trabajadoras que se desplazan a sus puestos de trabajo y desarrollan su actividad, poniendo en riesgo su salud y su vida.

Esta pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la sanidad y de los servicios sociales, pero también la debilidad del sistema de prevención de riesgos laborales en España y la ineficacia de los servicios de prevención. Es necesario actuar para modificar esto, intensificando la vigilancia de la seguridad y la salud laboral, y dotando de recursos económicos y humanos al Instituto Nacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo y a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

La Cumbre Social Estatal anima a la ciudadanía a manifestarse virtualmente, el próximo 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, para reclamar la recuperación del Estado de Bienestar y que se garantice el empleo de calidad con mayor seguridad y salud de las personas trabajadoras.