Es urgente reconfigurar la Ley de Dependencia para que responda a las necesidades de las personas

Versión para impresiónVersión para impresión

 Los recortes han provocado el retorno a un sistema asistencialista 


El día en el que se cumplen 13 años de la aprobación de la Ley de Dependencia, UGT plantea revertir los recortes en el sector y dar respuesa a los ciudadanos que necesitan una atención integral.

El sindicato recuerda que esta ley, que marcó un hito en los servicios sociales y en la política social, fue fruto del acuerdo del diálogo social entre el Gobierno, Sindicatos y Empresarios y vino a dar respuesta y protección a las personas que se encuentran en situación de dependencia, comprometiendo a los poderes públicos a la creación y configuración de nuevos derechos sociales, para atender íntegramente a las personas que necesitan cuidados de larga duración.

Pero a lo largo de estos últimos el sector ha sufrido un proceso de recortes que ha provocado el retorno a un sistema asistencialista perdiendo, entre otras cosas, la universalidad en el acceso o la atención a las personas de forma integral e integrada.

A la pérdida sucesiva de financiación del sistema se unió, en detrimento de la calidad de la atención, una reducción de las prestaciones de carácter económico; una reducción en la intensidad de los servicios y el descenso de las horas de atención y cuidado; aumentando la aportación del beneficiario al sistema. Se paga más para una cobertura más deficiente.

De manera que, en el proceso actual de revisión de la ley, UGT plantea al Gobierno la necesidad de:

  • Derogar el RD 20/12 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y fomento de la competitividad.
     
  • Garantizar una protección eficaz de las situaciones de dependencia a través del incremento en la intensidad de los servicios.
     
  • Aumentar la cuantía de las prestaciones al menos en un 20%, retornando a las cuantías establecidas antes de su reducción por las medidas de reajuste impuestas para la rebaja del déficit público y establecer la compatibilidad entre determinadas prestaciones de tal forma que se alcance una protección íntegra.
     
  • Desarrollar la figura del asistente personal, encuadrando la relación laboral en el régimen general de la seguridad social y una cualificación profesional y formativa adecuada.
     
  • Establecer mecanismos que aseguren la sostenibilidad económica de la ley, que garantice los niveles de protección del sistema e instaure un nuevo marco de cooperación interadministrativa; revisando el sistema de financiación.

Con la esperanza puesta en unos presupuestos correctores de las desviaciones producidas por la ley; prima dar una respuesta inmediata a los miles de ciudadanos que necesitan una atención integral y de calidad.

Audio de Adela Carrió, Secretaria Confederal de UGT