Es momento de recuperar la negociación colectiva y salir de la crisis con derechos

Versión para impresiónVersión para impresión

Pepe Álvarez reivindica la derogación de las reformas laborales y equilibrio en la negociación colectiva en el Foro del Instituto EY-SARGADOY


El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha intervenido en el Foro del Instituto EY-SAGARDOY donde ha abordado cuestiones como la importancia de la innovación en la gestión de talento, su impacto en el diálogo social y la situación de la negociación colectiva.

Pepe Álvarez ha subrayado que “el número de personas trabajadoras protegidas por la negociación colectiva ha disminuido en dos millones y medio en dos años, lo que supone un empeoramiento de las condiciones laborales para quienes quedan fuera de convenio”.

“Este deterioro de la negociación colectiva”, ha explicado, “procede de la reforma laboral de 2012 que ha desequilibrado la posición de los trabajadores debilitándola con la instauración de la primacía del convenio de empresa junto con la ruptura de la ultraactividad y la confusa regulación de la subcontratación. Esto ha resultado un cocktail explosivo de consecuencias tan negativas como las empresas multiservicios”.

“Además”, ha añadido, “el marco negocial no se ha renovado por la negativa de un sector de la patronal que ha establecido la estrategia de la congelación de la negociación de manera que las condiciones de los trabajadores y las trabajadoras, sometidas a la inflación y la actual regulación, empeoran día tras día, y un claro ejemplo de ello es que el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva no se ha renovado en dos años”.

Álvarez ha señalado que “por todo ello, la derogación de las reformas laborales es una cuestión de vida o muerte porque con su anulación podemos impedir una salida en falso de la crisis, como pasó en la crisis anterior, en la que las condiciones de los trabajadores sólo empezaron a recuperarse años después de la recuperación de las empresas”.

Una salida de la crisis distinta de la anterior

El Secretario General de UGT ha destacado que “en esta negociación hay que hablar de contratación, hay que acabar con esta situación de precariedad y de dualidad de trabajos temporales que vivimos en nuestro país, de explotación en muchos casos y, en este sentido hay dos elementos que tienen que ser clave: por un lado, reforzar la inspección de trabajo, -hay que multiplicar por dos en número de inspectores y dotar a la inspección de recursos-, y, por otro, endurecer las sanciones que disuada a las empresas”.

“En definitiva, es necesario establecer medidas para asegurar una salida distinta a la crisis en la que las personas sean el centro y no se deje a nadie atrás” ha finalizado.