En 2017 y 2018 la mejora de la economía tiene que revertir en las personas

Versión para impresiónVersión para impresión

​El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que, "con el compromiso de todos, 2017 y 2018 serán los años en los que la mejora de la economía llegue a todos los ciudadanos".

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones en la XVI Escuela de Verano de UGT-Extremadura, que en esta edición se ha celebrado bajo el lema "El Sindicato del siglo XXI", un sindicato que para Álvarez pasa por "ser más transparente, participativo y reivindicativo, con el fin de volver a situar en primera línea lo colectivo por encima de lo individual".

Además, este es un siglo donde "la formación es más alta y hay un salto cualitativo en relación con las nuevas tecnologías, que van a traer una nueva revolución industrial que requiere un mejor reparto de la riqueza y del tiempo de trabajo. La reducción de jornada es un elemento que tiene que estar presente con las nuevas tecnologías, que tienen que cotizar impuestos y a la Seguridad Social. Que se reparta la riqueza a las personas y que se puedan formar. No es suficiente con que las empresas paguen el impuesto de Sociedades, tiene que haber uno específico para las nuevas tecnologías, porque sino crearemos una situación de desventaja entre las empresas tradicionales y las más modernas".

Pepe Álvarez ha considerado también que el sindicalismo del siglo XXI tendrá mucho que ver con la situación de la sociedad. "Estamos trabajando muy duro para mejorar la situación de nuestro país. Desde el punto de vista oficial parece que no hemos salido de la crisis, pero hoy Cáritas manifiesta que los hogares españoles aún están en crisis, ya que 7 de cada 10 familias no han notado la mejora de la economía".

"Eso tiene que ver con la situación de precariedad, con los contratos temporales, los indecentes salarios en muchos casos", ha manifestado. "UGT quiere trabajar para que la recuperación económica llegue a las personas".

En este sentido, hay dos cuestiones fundamentales para el sindicato. "Los salarios deben aumentar. Hay que exigir a la patronal que ponga sobre la mesa lo necesario que nos permita recuperar poder adquisitivo, para que los convenios que están encallados encuentren solución. Si el dinero está en manos de los trabajadores se reparte, llega al consumo y de aquí se crea empleo".

El segundo aspecto importante son los impuestos. "Los impuestos deben recaudar más. Tienen que pagar más los más ricos", ha señalado. "Ésta es la manera de recuperar derechos para la salud, para la educación y para la protección social.

La posición del PSOE respecto al CETA es muy positiva

En relación a la posición del PSOE respecto al acuerdo entre la UE y Canadá (CETA), el Secretario General de UGT la ha considerado "muy positiva. Nosotros mantenemos una posición claramente contraria al CETA, primero porque es un acuerdo que no se ha debatido. No se puede ocultar a los ciudadanos aquellos elementos que son tan trascendentales en su vida".

Por tanto, "los que dicen que estos tratados son tan importantes, tendrían que coincidir en que no se pueda aprobar con cierta nocturnidad en el Parlamento europeo y ahora se pretenda ratificarlo en el Congreso de nuestro país. La sociedad tiene que tener la posibilidad de debatirlo".

Pepe Álvarez ha señalado que el CETA es un tratado que "detrae soberanía a los ciudadanos de la UE. Que tribunales privados estén por encima de los Estados es un paso más en este proceso de consolidación de globalización sin ningún tipo de control. Es un tratado, además, en el que no están reflejados los intereses de nuestro país. Los franceses han introducido cláusulas en casi todos sus productos, mientras que nosotros en muy pocos".

Y, a pesar de que EEUU se salga del TTIP, también "es un tratado que permitirá a los americanos entrar en nuestro país a través de Canadá", ha afirmado.

Por ello, ha considerado que "la única oportunidad que nos queda para normar la globalización es a través de los tratados comerciales. No se puede estar diciendo a los ciudadanos cada día que estoy hay que hacerlo porque lo hacen los demás países y cuando hay la oportunidad de aprobar un tratado como éste no introducir los elementos importantes para la ciudadanía, que son los que nos están privando de la mayoría de los derechos fundamentales".

En este sentido, ha reclamado otro tratado como posible, "que respete los convenios de la OIT. Habría que replantearse la aprobación de este acuerdo de una manera tan precipitada y abrir un debate en el país sobre las consecuencias del mismo".


 

Pepe Álvarez, Secretario General de UGT