El uso reiterado del Fondo de Reserva refleja el fracaso de las políticas del Gobierno

Versión para impresiónVersión para impresión

​La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mª Carmen Barrera,  ha manifestado que la nueva utilización ayer, por parte del Gobierno del PP, del Fondo de Reserva de Seguridad Social (retiró otros 936 millones, en lo que va de año ya ha sacado 20.136 millones) "es una enmienda a su propia política económica, sobre todo en lo relativo al empleo: cada vez más precario y temporal y que ha supuesto una importante merma en las arcas de la Seguridad Social". Así, se ha pasado  de un Fondo de Reserva de 66.815 millones en 2011 a los  15.020 millones de euros actuales con los que cuenta la hucha de las pensiones. Un Fondo de Reserva que ha ido mermando desde 2012, es decir desde que gobierna el PP.

Asimismo, ha declarado que "esta situación es fruto también de que el Gobierno no ha respetado los consensos políticos y sociales en materia de pensiones, al imponer reformas de manera unilateral como la de 2013 o la modificación normativa para superar el límite del 3% en la utilización del Fondo de Reserva para 2015 y 2016".

Barrera ha recordado al Ejecutivo que "tocar de nuevo el Fondo de Reserva, de manera unilateral, vulnera de nuevo el diálogo y el consenso que inspira el Pacto de Toledo y considera que la utilización del Fondo de  Reserva tiene que formar parte del debate sobre la financiación del Sistema de Seguridad Social".

Para UGT, es preciso acometer medidas, cuanto antes,  para erradicar el déficit de la Seguridad Social. En este sentido, es preciso acabar con las bonificaciones a la contratación de las empresas, y financiar los gastos de la Seguridad Social desde los PGE (como el resto de los ministerios y organismos públicos). Asimismo, deberían destoparse  las bases de cotización.   Ha dicho que "sólo con estas tres medidas podrían obtenerse 15.500 millones de euros y acabar con el déficit de la SS, que ha ido aumentado en los últimos años de manera alarmante por las políticas del Gobierno del PP".

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Protección Social ha defendido, además, que se analice la repercusión de las políticas que provienen del ámbito laboral (reformas laborales) o del debilitamiento de otros ámbitos de la protección social (prestaciones por desempleo) para comprobar si están incidiendo negativamente sobre el equilibrio financiero del sistema de Seguridad Social, y son por lo tanto contradictorias con el sostenimiento del sistema de pensiones.

En definitiva UGT demanda recuperar el consenso en materia de pensiones en torno a tres elementos:

  • Que se mantenga y refuerce la integridad del sistema. Las soluciones que se aborden han de dar respuesta a las necesidades del sistema en su conjunto.

  • Que no se planteen nuevos recortes. Prestaciones en cuantía suficiente que aseguren la calidad de vida de los pensionistas de hoy y del futuro, tal y como se recoge en el propio Pacto de Toledo.

  • Que se establezcan medidas que supongan el aumento en los ingresos que requiere el sistema para contar con la financiación adecuada y suficiente para el pago de todas las pensiones.