El Partido Popular quiere reducir aún más los ingresos de la Seguridad Social

Versión para impresiónVersión para impresión

​El Partido Popular pretende que el Congreso apruebe en la tarde de hoy la ampliación sustancial de la exención de cotización sobre los primeros 500 euros, que empezó a aplicarse en el mes de marzo de 2015 y que vino a sustituir a la denominada “tarifa plana”.

El Partido Popular trata que este beneficio en la cotización, no sólo se pueda aplicar durante 4 años (en vez de los 2 años actuales), sino que además, se amplíe a la aportación del trabajador a la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes (en la regulación actual sólo afecta a la aportación empresarial) y que se aplique a los nuevos contratos indefinidos a tiempo completo, a tiempo parcial o fijos discontinuos y también, a los contratos temporales que se conviertan en indefinidos, que se celebren hasta el 31 de diciembre de 2017.

La proposición de ley del Partido Popular insiste en una política de incentivos para el empleo que ha demostrado un coste excesivo para la Seguridad Social.

Según datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social, ésta ha soportado íntegramente el 99% del coste de la aplicación de la exención de los primeros 500 euros durante los 10 últimos meses del año 2015.

Hay que recordar que ese año, la Seguridad Social dejó de ingresar un total de 1.855 millones de euros, principalmente, por la aplicación de este beneficio en la cotización que el Partido Popular pretende ahora incrementar.

La extensión de este tipo de beneficios en la cotización conducirá a una mayor reducción de los ingresos por cotizaciones sociales de la Seguridad Social, en un momento en el que se acaba de conocer que la Seguridad Social ha tenido un déficit de 17.000 millones de euros en el 2015 y se ha dispuesto de 13.250 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para poder pagar las pensiones.

Desde UGT reclamamos que las políticas activas de empleo, se costeen con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y no con cargo al Presupuesto de la Seguridad Social.