El 8 de marzo tenemos una gran cita por la igualdad

Versión para impresiónVersión para impresión

Pepe Álvarez hace un llamamiento a que hombres y mujeres participen en la jornada del 8 de marzo, en el marco de la asamblea conjunta celebrada en Mieres


El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha animado a los “hombres y mujeres decentes” a que participen el 8 de marzo, “en el paro de dos horas por turno, a debatir en los centros de trabajo y, sobre todo, a visualizar en la calle que este país no está dispuesto a dar Ni un paso atrás en igualdad”, porque sin ella las mujeres no son libres. Se trata de debatir sobre la desigualdad laboral, las situaciones de acoso y de violencia que padecen las mujeres en nuestro país.

Álvarez ha precisado que los sindicatos han convocado una huelga de dos horas porque nos parece mucho más efectivo, y favorecerá la participación de todos, incluidos los hombres. Es una “huelga cívica, de debate y movilización”. No obstante, los sindicatos hemos dejado “elementos suficientes para que aquellas personas que quieran hacer un día de huelga, lo puedan hacer”.

Álvarez que ha hecho estas declaraciones, en el marco de una asamblea conjunta, de delegadas y delegados sindicales, ha señalado que “el momento que vivimos requiere de la unidad del movimiento feminista. Cada uno, desde sus perspectivas, lo que tiene que hacer es sumar”, para conseguir que “en pocos años podamos llegar a la plena igualdad”.

Este 8 de marzo debe suponer, además, “una gran bofetada a la derecha machista”, que quiere asentar privilegios patriarcales con los que hay que acabar.

Para avanzar en igualdad hay que derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral

El Secretario General de UGT ha afirmado que el ciclo de asambleas que desarrollan los sindicatos, desde inicio de año, tienen que ver también con exigir “al Gobierno y a los grupos parlamentarios que le dieron soporte en la moción de censura”, que desmonten las partes más lesivas de la reforma laboral del Gobierno del PP, que empeora las condiciones laborales de todos, pero especialmente de las mujeres (3 de cada 4 trabajos a tiempo parcial son para mujeres, sufren más temporalidad y sus salarios son más bajos). Por eso, “desmontar la reforma laboral quiere decir también contribuir a acabar con una parte muy importante de la brecha salarial y la desigualdad que existe entre hombres y mujeres”.

Actitud cínica de la mesa del Congreso de los Diputados

Ha calificado de “acto de cinismo insoportable” que la mesa del Congreso de los Diputados, después de estar boicoteando la acción del Pleno durante 8 meses, trate de impedir los decretos leyes, porque “es de urgente necesidad que las personas reciban soporte social”, la recuperación de derechos o incluso proteger a aquellos trabajadores cuyo convenio ha decaído.

Por eso, “reiteramos nuestra exigencia al Gobierno para que aplique las políticas acordadas y se desmonten los elementos fundamentales de la reforma laboral”.

Cristina Antoñanzas: No se puede mirar hacia otro lado cuando hablamos de igualdad

La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas, también ha participado en la asamblea donde ha recordado que el 8 de marzo del año pasado “fue un día histórico en el que miles y miles de mujeres y hombres de este país paramos dos horas por primera vez en un Día Internacional de la Mujer”.
“En este último año pasado nada ha cambiado. No ha habido avances legales ni reales. Ni una sola ley” ha añadido.

Cristina Antoñanzas ha destacado que “el Gobierno de Pedro Sánchez, que ha estado 8 meses y podía haber convocado antes la mesa de igualdad, como hizo con la de empleo, sin embargo, ha esperado demasiado. En España existe desigualdad, discriminación y hay brecha salarial y nosotros queremos hablar de medidas concretas para introducir en las empresas de forma inmediata y poder luchar contra esa discriminación, por ello exigimos al Ejecutivo y a los empresarios que no miren para otro lado cuando hablamos de igualdad”.

Antoñanzas ha destacado el “papel fundamental de la negociación colectiva y de los planes de igualdad en la redistribución de la riqueza y en la lucha contra la discriminación y por eso, para nosotros, todos los días del año son 8 de marzo, porque todos los días del año trabajamos, peleamos y luchamos en las empresas para erradicar esa brecha salarial, esos contratos temporales o esta contratación a tiempo parcial”.

“Esto no es sólo cuestión de mujeres. Es cuestión de hombres y mujeres porque ambos queremos un país más justo y más democrático y, sobre todo, un país más igualitario por eso hemos vuelto a convocar dos horas de paro por turno. Para que se hable de igualdad en las empresas, para que se hable de igualdad en las calles” ha finalizado.

Audio de Pepe Álvarez