Declarada firme la sentencia que absuelve a los 8 de Airbus

Versión para impresiónVersión para impresión

La Unión General de Trabajadores muestra su satisfacción por el fallo definitivo de la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Getafe por la que se absuelve, ya sin posibilidad de recurso, a los 8 trabajadores procesados por participar en un piquete durante la huelga general de 2010 y a los que se acusaba de delitos contra los derechos de los trabajadores, atentado y lesiones.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Getafe ha declarado firme la sentencia que absolvió a los ocho sindicalistas, a los que se les pedía más de 60 años de cárcel por su participación en los altercados durante la huelga general de 2010 a las puertas de la factoría de Airbus en la localidad madrileña.

Así consta en un auto fechado el pasado 11 de marzo, en el que el juez Abel Tellez declara firme la sentencia al haber transcurrido el término legal para la presentación de recursos contra la misma.

Los 8 sindicalistas absueltos estaban acusados de delitos contra los derechos de los trabajadores, atentado y lesiones. No obstante, dos de ellos habían sido absueltos ya y al resto, la Fiscalía rebajó su petición de pena de cárcel de ocho años y tres meses a cuatro años y medio para cada uno de ellos.

Según el fallo, confirmado ahora, la presunción de inocencia es la primera y principal garantía que el procedimiento penal otorga al ciudadano acusado, y este principio se vulnera cuando se condena a alguna persona sin pruebas.

En el juicio, según establece la sentencia, quedaron acreditados los hechos que motivaron el proceso. Así, recoge que a partir de las 5.30 horas del 29 de septiembre de 2010 empezaron a concentrarse trabajadores de la empresa Airbus que ejercían su derecho a la huelga a las puertas de la empresa ante la presencia de un dispositivo policial.

UGT vuelve a felicitar a los 8 compañeros de Airbus, y en especial a nuestro compañero Raúl Fernández, que se han visto envueltos en una situación extremadamente dura, con la petición de pena más severa que se ha pedido nunca contra unos sindicalistas en democracia, y les anima a continuar en la lucha en defensa de las libertades y del derecho de huelga.

El sindicato quiere recordar en estos momentos de satisfacción que el caso de los ocho compañeros de Airbus es uno más de otros muchos en los que los trabajadores están siendo víctimas de una dinámica represiva que responde a una manera de gobernar caracterizada por la restricción de derechos y libertades. Recordamos la sentencia injusta de los cinco compañeros de ArcelorMittal, recurrida al Tribunal Constitucional, y a todos aquellos compañeros que todavía están pendientes de juicio por unos hechos acaecidos en cumplimiento del derecho de huelga que asiste al trabajador.

Por ello, UGT insiste en la imperiosa y urgente necesidad de que se derogue el artículo 315.3 del Código Penal, que criminaliza el derecho de huelga y la libertad sindical, y espera que el nuevo Gobierno reconduzca esta injusta situación.