UGT demanda la creación de empleo vinculado a la conservación y el cuidado de la naturaleza

Video Principal: 
Versión para impresiónVersión para impresión

► Es de vital importancia establecer planes para la mejora y cuidado de nuestros bosques, ya que son fundamentales para proteger la diversidad biológica y combatir el cambio climático.

► Hay que desarrollar con urgencia medidas encaminadas a la restauración forestal y al consumo y la producción forestal sostenibles, de manera que se pueda satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras.

► La inversión en restauración forestal, además, ayudará a impulsar las economías locales, creando empleo verde especialmente en el ámbito rural, algo esencial para combatir la despoblación.


Como cada 21 de marzo desde el año 2013, mañana se celebra el Día Internacional de los Bosques, una conmemoración con la que la Organización de Naciones Unidas pretende sensibilizar y concienciar sobre la importancia de todos los tipos de ecosistemas boscosos y celebrar las diferentes maneras en las que los bosques nos mantienen y protegen.

Los bosques ayudan a mantener en buen estado el aire, el suelo y el agua y desempeñan un papel clave ante algunos de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos hoy en día, como el cambio climático, la erradicación del hambre y la pobreza o la sostenibilidad de comunidades rurales.

Los bosques son unos ecosistemas repletos de vida, ocupan alrededor de un tercio de la superficie terrestre y albergan cerca del 80% de la biodiversidad terrestre. También son el hogar de cerca de 2.000 culturas indígenas, que suponen más de 370 millones de personas (el 5% de la población mundial). Además, se calcula que más de 1.600 millones de personas dependen directamente de los bosques para su alimentación, abrigo, energía e ingresos.

Por otro lado, los bosques son esenciales para la reducción de la contaminación atmosférica y la mitigación del cambio climático, ya que funcionan como sumideros de carbono. Se estima que los bosques eliminan de la atmósfera aproximadamente 2.000 millones de toneladas de CO2 al año, siendo esenciales para limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 ºC con respecto a los niveles preindustriales.

Pero actualmente se encuentran en verdadero peligro. La deforestación, la degradación y el cambio climático están incidiendo y amenazando gravemente su biodiversidad. Cada año, el mundo pierde 10 millones de hectáreas de bosques; una extensión similar a Islandia. Además, la degradación de la tierra afecta a casi 2.000 millones de hectáreas; una superficie más extensa que América del Sur.

Debido a esta problemática, el tema de este año 2021 es “Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar”.

Incrementar la restauración forestal y aumentar la resiliencia ecológica

La pérdida y la degradación de los bosques tienen efectos graves sobre el clima, ya que se emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera y sobre la biodiversidad, actualmente al menos el 8% de las plantas y el 5% de los animales de los bosques corren un alto riesgo de extinguirse. Por lo que es necesario abordar con urgencia procesos de restauración forestal.

La restauración forestal es una solución basada en la naturaleza clave para aumentar la resiliencia ecológica de estos ecosistemas y su productividad. Es una manera de abordar simultáneamente las crisis del cambio climático y de la biodiversidad, al tiempo que se producen bienes y servicios necesarios para el desarrollo sostenible. 

Cumplir los objetivos de desarrollo sostenible

Hay que resaltar que de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS), hay uno que atañe directamente a los bosques. Es el objetivo 15: “Vida de Ecosistemas Terrestres” que recoge la importancia de proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica.

La Unión General de Trabajadores manifiesta un año más su firme compromiso con la protección del planeta, sus ecosistemas y su biodiversidad, un problema grave no solo para el medio ambiente sino también para la erradicación de la pobreza y el hambre en el mundo y el cumplimiento de los ODS.

Por eso, en el marco de la celebración de este día, el sindicato quiere destacar que es de vital importancia establecer planes encaminados a la mejora y cuidado de nuestros bosques, ya que son fundamentales para proteger la diversidad biológica y combatir el cambio climático. Es necesario gestionarlos de forma sostenible, luchar contra la desertificación y detener e invertir la degradación de las tierras y de la masa forestal.

Proteger la diversidad biológica y combatir el cambio climático

Si no modificamos nuestra forma de actuar, las consecuencias serán catastróficas. Hay que establecer con urgencia medidas encaminadas a la restauración forestal y al consumo y la producción forestal sostenibles, de manera que se pueda satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras.

La inversión en restauración forestal, además, ayudará a impulsar las economías locales, creando empleo verde especialmente en el ámbito rural, algo esencial para combatir la despoblación. Un empleo, eso sí, que debe ser de calidad, digno y seguro. Hay que acabar con la situación precaria de los trabajadores y las trabajadoras de las actividades forestales y silvicultura, tomando medidas para reducir su alta siniestralidad laboral. En este sentido, es necesario aprobar una Ley Básica Estatal de los y las Agentes Forestales y Medioambientales, que establezca un marco normativo mínimo y común, con el fin de reforzar sus funciones y garantías, así como acabar la precariedad y la falta de homogeneización laboral de los bomberos y bomberas forestales, desarrollando el Estatuto Básico del Bombero/a Forestal.

Por último, UGT sigue demandando el incremento del empleo dedicado a la conservación y el cuidado de la naturaleza y los espacios protegidos en nuestro país, que ha sufrido un descenso constante y paulatino en los últimos años, provocando que las dotaciones de personal se encuentren bajo mínimos.


Audio valoración de Ana García de la Torre,
Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT