Pepe Álvarez: “Trabajamos cada día para mantener el escudo social”

Versión para impresiónVersión para impresión

Entrevista a Pepe Álvarez en "La Marea" (Apuntes de clase)


Será un 1º de Mayo atípico, reconoce el secretario general de la Unión General de Trabajadores​

¿Cómo valora la reincorporación y el estado actual de la crisis en términos de derechos de los trabajadores?

La reincorporación está siendo compleja, sobre todo en aquellas pequeñas empresas donde no hay presencia de los sindicatos. Y allí donde no hay EPIs suficientes, donde a las empresas les cuesta mucho adaptar las instalaciones a la nueva situación. Tengo esa sensación de precariedad en muchas pequeñas empresas. Estamos en una nueva coyuntura y habrá que ir mejorando y construyendo. En cuanto a protección tenemos dos cuestiones que se tocan. Por un lado estamos ante la crisis que se aborda con más protección social. Creo que poner en marcha los ERTE, tener a cuatro millones de personas, que si no muchos de ellos estarían despedidos, en hibernación, con el propósito de que las empresas recuperen la actividad, me parece que es una medida muy potente. También nos queda una parte muy importante, seguramente cerca de un millón, de trabajadores que no tienen ninguna cobertura, por los que nos parece importante que el Gobierno implemente el Ingreso Mínimo Vital.

¿Cómo valora las medidas laborales en torno al coronavirus?

Creo que se ha hecho un gran esfuerzo poniendo en marcha este proceso de los ERTE, que además ha saturado a los servicios de la Administración. Creo que queda algo muy importante: ver cómo mantenemos este proceso y los vamos incorporando a la actividad, a ver si mantenemos una parte muy importante, yo creo que a todo va a ser un poco difícil, de las empresas y servicios que han cerrado.

¿Son los ERTE la mejor solución, o menos mala, para el mercado laboral? También le tengo que preguntar por ese ERTE en UGT en Catalunya del que han informado algunos medios y que otro sindicato, CGT, ha denunciado ante Inspección por presunto fraude.

Lo óptimo es, como nosotros planteábamos, que pudiera cubrir hasta el 100% de la cobertura a los trabajadores en los ERTE, pero en todo caso yo creo que es positivo. En relación a la segunda pregunta, que yo sepa hasta ahora UGT no ha presentado ningún ERTE, están en todo caso en elaboración. Me parece absurdo que sin haberse presentado se haya puesto una demanda. Nosotros hemos incrementado la atención, sobre todo, telemática, mantenemos la afiliación al alza y yo creo que las organizaciones sindicales tienen que tener absoluta solvencia para hacer frente a los pagos y no depender de nadie. Creo que si se presenta el ERTE será en base a ese contexto, lo demás es propaganda, como si pensaran que a ellos no les va a afectar también. Allá cada uno con sus responsabilidades.

¿Cómo valora el funcionamiento del diálogo social con el Gobierno y la CEOE?

Yo lo valoro positivamente y espero que podamos llegar a un segundo acuerdo de deshibernación de la economía, de la reincorporación de los trabajadores a sus empresas y, pensando en hostelería y turismo, que nos permita no perder el año. En la última reunión con el Gobierno planteábamos la necesidad de articular una certificación, una especie de ISO para establecimientos de tal manera que los clientes tuvieran la seguridad de que hay controles que no permitan los contagios.

¿Cómo encara UGT este 1º de Mayo tan extraño?

Va a ser atípico. Es un 1º de Mayo que vamos a hacer en las redes sociales. Desde por la mañana los ciudadanos van a poder seguir los actos que tenemos programados conjuntamente con Comisiones Obreras y de 6 a 8 de la tarde tenemos previsto un concierto que vamos a dedicar a las personas que trabajan en los servicios esenciales, al personal sanitario, a las personas de limpieza de los hospitales, transporte sanitario, pero también a los reponedores, cajeras, trabajadores del sector alimentario, del campo o a los conductores de autobuses o de trenes. Y también será un homenaje a los representantes sindicales, que han estado velando para que se pudiera exigir protección y que se mantengan los derechos en las empresas.

¿La necesidad de sindicarse es una lectura extraíble de esta crisis?

En todo caso es colateral, pero efectivamente, creo que esto nos ha reconciliado con una parte de los trabajadores que ha visto la utilidad de las organizaciones sindicales que quizá en otro momento no se ha visto.

¿Se pueden sacar lecciones de esta crisis?

Tenemos que sacar muchas. Aquellos que llevan tiempo diciendo que el dinero de los españoles donde mejor está es en el bolsillo tendrían que pedir perdón. Los problemas que tenemos son consecuencia de esta irracional bajada de impuestos que se ha ido haciendo sin mucha cabeza. Es curioso porque son los mismos que después piden al Estado que pague a los autónomos, etcétera. Hemos visto situaciones dantescas en las residencias, con la gente que nos lo ha dado todo, quien nos ha traído la democracia. Algunas de estas cosas se podían haber evitado si se hubieran puesto recursos. Por eso nosotros pedimos una auditoría de residencias de los últimos quince años.

¿Qué tipo de escenario social prevé a medio plazo? ¿Cree que el denominado “escudo social” del Gobierno va a ser capaz de contener el descontento social?

El escudo social estamos trabajando cada día para mantenerlo, que no es nada fácil. Desde el punto de vista de los derechos nosotros vamos a mantener un nivel de exigencia muy alto porque nos parece fundamental. Hay que conseguir que el bloque de los países del sur de Europa le digan a la UE que esta pandemia se va a abordar con criterios europeos. En parte las consecuencias de esta pandemia se deben a limitaciones que nos han mermado servicios y la capacidad productiva de bienes que necesitábamos para protegernos en el día a día. Europa tiene que dar una respuesta y España necesita no depender tanto del turismo, trabajar en Investigación y Desarrollo, que las empresas produzcan con más valor añadido.


Accede a la entrevista en "lamarea.com"