UGT reclama regular en la Negociación Colectiva el derecho al Teletrabajo

Versión para impresiónVersión para impresión

16 de septiembre, Día Internacional del Teletrabajo


• A pesar de que el teletrabajo se ha convertido en un derecho de las personas trabajadoras para poder conciliar, su regulación actual tiene más sombras que luces.

• Las empresas se aprovechan de esta regulación para que los trabajadores prolonguen de manera generalizada su jornada laboral y para invadir ilegítimamente el derecho a su intimidad y privacidad.

• UGT reclama que este derecho se regule en el marco de la negociación colectiva para proteger los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Con motivo del 16 de septiembre, Día Internacional del Teletrabajo, la Unión General de Trabajadores reclama la necesidad de garantizar una regulación de esta modalidad laboral en el marco de la negociación colectiva para proteger los derechos de las personas trabajadoras.

Para el sindicato, la mejor manera de garantizar que el teletrabajo sea una forma de organización positiva y eficaz para los trabajadores y trabajadoras es regulando este derecho, de forma que se pongan en práctica todas las medidas y protocolos necesarios para, primero, respetar todos los derechos de las personas trabajadores y, segundo, evitar el posible aislamiento y desvinculación con la empresa y el resto de compañeros y compañeras.

UGT recuerda que las características principales del teletrabajo son:

- Se trata de una forma de organización y/o de realización del trabajo de naturaleza voluntaria, a través de la utilización de las tecnologías de la información, en el marco de una relación laboral.

- La actividad laboral se realiza de forma mayoritaria en el domicilio del trabajador o en un lugar distinto libremente elegido por el trabajador, como opción o alternativa a la actividad presencial en el centro de trabajo de la empresa.

- Los teletrabajadores mantienen los mismos derechos que los trabajadores que trabajan en el centro de trabajo de la empresa.

- Su finalidad es propiciar una organización del trabajo más flexible y un ahorro de costes para la empresa (instalaciones y oficinas) y una mejor conciliación de la vida laboral y privada para los trabajadores.

Además, el teletrabajo se ha convertido en un derecho de los trabajadores para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. El trabajador tiene derecho a solicitar a la empresa el poder desarrollar su actividad laboral por medio del teletrabajo o trabajo a distancia, con el fin de hacer efectivo el derecho a conciliar su vida familiar y laboral.

Inconvenientes del teletrabajo

Sin embargo, también hay que destacar una serie de riesgos o peligros sobre los derechos de los trabajadores que hay que evitar o minimizar, como el riesgo para la salud que supone la prolongación de la jornada laboral que habitualmente sufren los teletrabajadores. Una prolongación que afecta a un amplio porcentaje de los teletrabajadores, que trabajan más horas que los que trabajan en las instalaciones del empleador, trabajan durante el tiempo libre o de ocio y no disfrutan de los descansos necesarios.

UGT destaca que otro de estos riesgos del teletrabajo tiene que ver con el peligro que puede suponer la aplicación de medios de control y vigilancia de la actividad de los teletrabajadores, que invadan ilegítimamente el derecho a su intimidad y su vida privada, para lo que es imprescindible poner especial atención a aquellas herramientas de control de la actividad, para que éstas sean proporcionales y no invadan derechos fundamentales de los trabajadores.

El sindicato considera que, mientras que las ventajas del teletrabajo son claras y directas en las empresas (mayor flexibilidad en la organización del trabajo, ahorro de costes, etc.); no sucede lo mismo para los trabajadores, dado que, en las condiciones en que se lleva a cabo el teletrabajo en la actualidad, no es una modalidad que favorezca plenamente la conciliación entre la vida personal y familiar con la laboral.

Por ello, UGT insta a garantizar su regulación y control a través de la negociación colectiva con el fin de proteger los derechos de las personas trabajadoras y evitar los abusos de las empresas.