UGT reclama priorizar en la agenda política la seguridad y salud en el trabajo

Versión para impresiónVersión para impresión
Accidentes de trabajo enero-marzo 2019
► En el primer trimestre del año vuelven a aumentar los accidentes de trabajo pese al descenso de los mortales y los in itinere (sólo un -1,5%). Aun así, en estos tres meses han muerto 140 personas, una cifra inaceptable y alarmante.
 
Las primeras causas de fallecimiento siguen siendo los infartos, los derrames cerebrales y los accidentes de tráfico.
 
► UGT demanda a la Inspección de Trabajo reforzar la vigilancia en los centros de trabajo y en especial en las obras de construcción, donde han aumentado los accidentes, incluidos los mortales.
 
► Reclama al futuro Gobierno abrir la mesa de diálogo social sobre esta materia y la aprobación de Planes Directores en cada territorio para prevenir los riesgos laborales.

Durante el primer trimestre del año se han producido un total de 320.973 accidentes laborales, un 2,6% más que en el mismo periodo del año anterior. 151.070 accidentes laborales causaron baja, lo que supone un aumento del 5,9%. El resto fue sin baja. Éstos siguen siendo más numerosos y puede deberse a que las Mutuas endurecen sus criterios para conceder bajas laborales.
 
131.074 accidentes de trabajo con baja se produjeron durante la jornada laboral. Se registraron 991 accidentes graves, 81 más que en el mismo periodo del año anterior (+8,9%).
 
La industria manufacturera es la actividad con mayor número de accidentes con baja con 25.692, seguida de construcción con 18.650, los cuales han experimentado un enorme aumento del 25,5%.
 
Está demostrado que los trabajadores temporales tienen mayores riesgos de sufrir un accidente laboral, no solo por la falta de formación e información en materia de riesgos laborales, sino también porque pueden llegar a asumir riesgos por temor a perder su puesto de trabajo, que quizás los trabajadores indefinidos no asumirían.
 
Infartos y derrames cerebrales, siguen siendo las causas más frecuentes de accidentes mortales
 
140 trabajadores y trabajadoras han fallecido durante el primer trimestre del año, 30 menos que hasta marzo de 2018, lo que supone una reducción del 17,6%.
 
Del total de fallecimientos, 109 ocurrieron durante la jornada de trabajo y 31 fueron in itinere. Se registran 26 fallecimientos menos en los accidentes ocurridos durante la jornada laboral (-19,3%), en el caso de los accidentes mortales in itinere el descenso es menos acusado con 4 trabajadores fallecidos menos, lo que se corresponde con un descenso del 11,4%.
 
Desglosando los fallecimientos ocurridos durante la jornada laboral, por sectores de actividad, hasta el mes de marzo, se registran 60 muertes de trabajadores y trabajadoras en el sector servicios (23 menos que en el primer trimestre de 2018, lo que supone una disminución del 27,7%) Por el contrario, el sector de la construcción registra el mayor aumento de las muertes en el trabajo (en total han fallecido 24 personas, 5 más que en marzo de 2018, que se corresponden con un incremento del 26,3%).  Por otra parte, en la industria se han registrado 18 fallecimientos y 7 en el sector agrario.
 
Las causas más frecuentes de muerte por accidente laboral durante la jornada laboral han sido: los infartos o derrames cerebrales con 49 fallecimientos y los accidentes de tráfico con 22. En el caso de las muertes in itinere, las causas más frecuentes fueron los accidentes de tráfico con 28 fallecidos y los infartos y derrames cerebrales con 3.
 
Acentuar la vigilancia en los centros de trabajo y obras de construcción
 
UGT muestra su preocupación por el aumento de los accidentes en el sector de la construcción, tanto los registrados para la jornada laboral con baja, como los mortales.
 
Es preciso que la Inspección de Trabajo siga ejerciendo su labor de vigilancia en todo tipo de centros de trabajo y, en especial, en las obras de construcción, para que se cumpla la legislación en materia preventiva, los convenios colectivos y las jornadas establecidas.
 
El sindicato demanda al futuro Gobierno que no deje en el olvido el debate sobre la seguridad y salud en el trabajo en nuestro país y que abra la mesa de dialogo social sobre prevención de riesgos laborales.
 
Reclama políticas que garanticen las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras. Para ello es esencial la aprobación de Planes Directores en cada territorio para prevenir los riesgos laborales y así dar cumplimiento al mandato recogido en el art.40.2 de la Constitución Española y 5 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, de instrumentar una política pública dirigida a elevar el nivel de protección de la seguridad y la salud en el trabajo.