UGT denunciará al Gobierno ante los tribunales por incumplir el Plan del Carbón

Versión para impresiónVersión para impresión

​Así lo anunciaba la organización asturiana en la mañana del martes en rueda de prensa.  El sindicato minero se coordinará con la federación estatal de UGT-FICA para hacer un frente minero nacional común en defensa de la minería del carbón, que se encuentra en una situación límite.

Así, el SOMA y toda la UGT-FICA se pondrán en contacto con a todos los firmantes del acuerdo firmado en junio en defensa de la minería del carbón, para que se unan a la denuncia en bloque. Dicho acuerdo fue suscrito por todos los partidos políticos excepto Podemos, IU y el PP, y firmado también por empresarios del sector, sindicatos, excepto USO, y suscrito igualmente por las Comunidades de Aragón, Asturias, Castilla y León y Castilla la Mancha.

Paralelamente, los ayuntamientos mineros del suroccidente asturiano buscarán el respaldo del grupo socialista en el Congreso de los Diputados para tratar de que el Plan minero se cumpla y el sector del carbón español pueda sobrevivir a la mayor crisis de su historia, con la mayoría de las empresas, excepto la pública HUNOSA, en procesos de liquidación, concurso de acreedores o aplicando EREs a los trabajadores y sin poder vender apenas un kilo de mineral a unas empresas eléctricas que han dejado de lado el carbón español en beneficio del mineral de importación.

Incumplimientos

El marco de Actuación para la Minería del Carbón  2013-2018 establece que en estos momentos las minas españolas de carbón deberían de producir seis millones de toneladas de carbón y emplear a 5.500 trabajadores, mientras que la realidad es que las plantillas apenas llegan a los 3.000 mineros y la producción fue el pasado año de 3 millones de toneladas (en este 2016 la cantidad es irrisoria y no llega al millón de toneladas), mientras que en 2015 las térmicas españolas quemaron en sus calderas 19 millones de toneladas de carbón de importación.

En un informe elaborado por UGT el pasado 29 de julio, este sindicato, cuyo Secretario de minería es el asturiano Víctor Fernández, denunciaba que "las empresas mineras españolas siguen sin poder vender su producción a las eléctricas, mientras se incrementa la importación de carbón internacional" y que "desde el año 2012, año tras año, el Gobierno del PP sigue con su obsesión por cerrar un sector tan primordial como es el del carbón para la seguridad de abastecimiento, para reducir nuestra dependencia energética del exterior y por razones sociales y territoriales" porque "sin el carbón las comarcas mineras y sus habitantes se mueren".

Hueco térmico para el carbón autóctono

UGT-FICA achaca al ejecutivo del PP que "sigue sin definirse el hueco térmico del 7,5% para el carbón español que fija el acuerdo; sin implementar el mecanismo de pago por capacidad, que debería llevar más de un año funcionando; sin llevar a cabo medidas de apoyo a las compañías eléctricas para realizar inversiones medioambientales; sin promover la exención fiscal de la parte variable del impuesto especial de la electricidad ( céntimo verde); sin convocar ayudas al cierre; sin actuar globalmente para impulsar económicamente las Comarcas Mineras; sin concretar las materias relativas a formación, ni el apoyo a nuevas tecnologías; sin convocar a la Comisión de Seguimiento del Marco de Actuación para la Minería del Carbón y las Comarcas Mineras para el periodo 2013-2018..."

Fernández explica que, "tal y como confirmó en su día el Secretario de Estado de Energía del Gobierno en funciones, Alberto Nadal, no piensa hacer nada para resolver los problemas del sector. Ni siquiera pedir a aquellas empresas eléctricas que no están comprando carbón nacional que, mientras se resuelve todo este problema, hagan un esfuerzo y adquieran el carbón necesario para la pervivencia de las empresas".

Ésta, termina el responsable de minería de UGT-FICA, "es una evidencia más de cómo el Gobierno del PP, ahora en funciones, desde el pasado año "cumple sus promesas": por un lado dice defender al sector, y por otro apremia su cierre ..."

El presunto fraude de Fernández Villa

Por otro lado, el SOMA insta a quienes tengan pruebas sobre el presunto f raude a la Seguridad Social del dirigiente minero José Ángel Fernández Villa que "lo pongan en conocimiento de la Justicia".

Y es que José Ángel Fernández Villa -máximo dirigente del SOMA durante 34 años y ahora expulsado del sindicato desde que en 2014 se supiera que trató de "blanquear" una fortuna oculta de 1.4 millones de euros en la última amnistía fiscal del Gobierno-, llevaría cobrando desde hace 20 años una pensión, en su cuantía máxima, por un accidente falso en la empresa pública HUNOSA para el que tuvo que presentar hasta tres partes diferentes".

En este sentido, el secretario de organización del SOMA, José Luis Fernández, señalaba en rueda de prensa que "un presunto fraude, como el que relata este medio de comunicación (Interviú), es lo suficientemente grave como para ir más allá" y por ello pidió a las personas que puedan tener alguna prueba que "no vayan a los medio de comunicación y lo pongan en manos de la Justicia."