UGT denuncia la represión y las violaciones de Derechos Humanos en Nicaragua

La muy preocupante situación que vive Nicaragua no hace más que empeorar. A las más de trescientas cincuenta personas asesinadas por la represión que el gobierno de Daniel Ortega está llevando a cabo, se suman miles de personas heridas, desaparecidas o detenidas de manera ilegal. A pesar de esto, el pueblo nicaragüense mantiene una valiente oposición en las calles contra las políticas neoliberales impuestas por el gobierno y contra la criminal represión y las violaciones de los Derechos Humanos ejercidas por el gobierno de Ortega.

Estas protestas comenzaron en abril, en respuesta a la reforma de la Seguridad Social y otras medidas de corte neoliberal (como la reducción de la cuantía en pensiones) implementadas por el gobierno nicaragüense y tomadas al dictado de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI). La respuesta de Ortega al legítimo ejercicio de manifestación y protesta ha sido, desde el principio la represión, demostrando que su única respuesta a la demanda social de más democracia, fin de la represión y justicia por las víctimas, es la violación de Derechos Humanos de su pueblo para perpetuarse así en el poder.

Según datos de Amnistía Internacional ya son más de 350 las personas asesinadas y más de 1800 las heridas a manos de la policía y grupos paramilitares pro-gubernamentales. Además de esto, cientos de personas se encuentran desaparecidas. Como parte de las acciones de solidaridad que se están generando en todo el mundo, Amnistía Internacional propone que se firme una petición al Gobierno de Nicaragua para que garantice el derecho a la Libertad de Expresión y el derecho a la Protesta, así como para que investigue los casos sobre los que existen sospechas de ejecuciones extrajudiciales.

La Unión General de Trabajadores se suma a esta campaña e invitamos a todo el mundo a hacer lo mismo en este enlace #SOSNICARAGUA.