UGT da un ultimátum al Gobierno sobre las pensiones

Versión para impresiónVersión para impresión

El Sindicato exige una respuesta clara antes del martes sobre los planes del Gobierno


UGT ha planteado hoy al Gobierno la exigencia de que concrete, antes del próximo martes día 26 de febrero, si está dispuesto, mediante un decreto ley, a derogar la reforma de pensiones que hizo el PP en 2013, antes de la disolución de Las Cortes. Una respuesta negativa supondría la ruptura del diálogo y el inicio de un proceso de movilizaciones.

La Unión General de Trabajadores ha trasladado a los representantes del Gobierno en la Mesa del Diálogo Social sobre pensiones, reunida hoy, la exigencia de dar una respuesta clara, antes del próximo día 26 de febrero, sobre la derogación de la reforma de pensiones realizada de manera unilateral por el Gobierno del PP en 2013.

El Sindicato considera esa derogación perfectamente ajustada a la ley. En primer lugar, porque esa reforma se hizo mediante el Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, y el Tribunal Constitucional dictó sentencia respaldándolo.

En este momento la situación de urgente necesidad está en el hecho de que la Seguridad Social tiene un déficit de 18.000 millones de euros, que suponen un riesgo para la economía y para el sostenimiento del sistema público de pensiones, aunque la patronal CEOE realice en este caso una valoración mucho más laxa de la situación; en cualquier caso, será la propia organización de empresarios la que tendrá que explicar las razones por las que lleva años reclamando que la sostenibilidad del sistema hace “perentorio” tomar decisiones y ahora cambia de opinión.

UGT considera que el acuerdo está sobre la mesa tras muchos meses de negociación, y por tanto no hay instrumentalización alguna del diálogo social, cuyo trabajo no puede estar condicionado por la posibilidad o no de un adelanto electoral. La AiREF planteó la necesidad de tomar medidas, y si no se concretan, el Sindicato considerará roto el marco de diálogo e iniciará un proceso de movilizaciones.