UGT critica el apoyo de la UE al expolio de los recursos saharauis

Versión para impresiónVersión para impresión
La reciente aprobación del Parlamento Europeo de la extensión de las rebajas arancelarias del acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos supone una grave violación a los derechos del pueblo saharaui y el desprecio a la justicia europea.
 
La decisión de la eurocámara da vía libre a Marruecos para la explotación de los recursos pesqueros existentes en territorio saharaui ocupado por Marruecos, pasando por alto la rotunda sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de febrero de 2018, que excluyó los territorios del Sahara Occidental del acuerdo por no pertenecer al Reino de Marruecos, e ignorando la opinión y voluntad del pueblo saharaui y sus representantes.
 
Así pues, el Parlamento, aunque añade la identificación específica de productos provenientes del Sahara, decide ignorar el que la propia Unión Europea cuantifica en más del 90% el pescado saharaui dentro de todo el pescado exportado por Marruecos a la UE, por lo que la etiqueta no tendrá ningún efecto para impedir la ilegal apropiación marroquí de los recursos saharauis, ya sea, como en este caso, pesqueros o, como en otros perpetrados por el Reino de Marruecos, fosfatos, arena u otros productos alimenticios.
 
El conflicto del Sahara lleva más de 40 años sin resolución, después de que España abandonara el territorio sin concluir el proceso de descolonización iniciado y no respetando el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.
 
Durante el pasado mes de diciembre, representantes del frente Polisario y de Marruecos han vuelto a reunirse bajo los auspicios de Naciones Unidas en Ginebra, lo que supone una señal positiva después de seis años de ausencia de negociaciones. En este contexto, UGT critica el paso dado por el Parlamento Europeo por violar el Derecho Internacional y no sólo no aportar ninguna solución un histórico conflicto, sino, además, agravarlo.
 
Asimismo, UGT rechaza los intentos de abordar, una vez más, esta cuestión desde una perspectiva exclusivamente económica que intenta enfrentar a trabajadores. La decisión del parlamento europeo nada tiene que ver con defender a trabajadores españoles frente a saharauis, sino de garantizar el respeto a una la legalidad internacional que permita el desarrollo social y democrático del pueblo saharaui, y que éste pueda gestionar libre y autónomamente sus recursos, relaciones comerciales y políticas en beneficio social, económico y democrático de ambas partes.
 
Por todo ello, UGT continuará apoyando al sindicato UGTSario y a los trabajadores saharauis para que los derechos de su pueblo sean respetados y se consiga al fin una solución justa dentro del proceso de paz a cargo de Naciones Unidas. Nuestro compromiso es con el respeto de la legalidad internacional, y con el desarrollo y progreso de la clase trabajadora unida y solidaria.