UGT apoya la huelga general en Brasil

Versión para impresiónVersión para impresión

Mañana, 14 de junio, se desarrollará en Brasil una huelga general contra las política del gobierno ultraderechista de Jair Bolsonaro


La convocatoria de huelga supone un importante paso en el fortalecimiento de la oposición de los trabajadores brasileños a las políticas regresivas del gobierno, y es la continuación de las diferentes movilizaciones y protestas que se vienen desarrollando los últimos meses en Brasil, incluyendo las enormes movilizaciones estudiantiles de las ultimas semana.  Dicha convocatoria es apoyada por diferentes organizaciones sindicales que, de esta forma, demuestran su compromiso unitario en la lucha para defender los derechos de los trabajadores.

Desde que Bolsonaro asumió la presidencia, tras un proceso electoral muy debilitado en cuanto a su calidad democrática, debido a los diferentes momentos en que sectores políticos, económicos, mediáticos e institucionales brasileños, promovieron la criminalizacion de gobiernos, partidos y lideres progresistas. En primer lugar, el golpe institucional contra Dilma Rousseff fue el comienzo de esta estrategia, que continuó con la persecución al candidato que lideraba las encuestas para las elecciones presidenciales, el dirigente sindical y ex presidente durante dos mandatos Luis Inazio “Lula” da Silva. La situación de Brasil no ha hecho más que empeorar. Lula fue finalmente condenado sin pruebas en su contra, a través de un entramado judicial que recientemente ha sido develado por investigaciones periodísticas.

Reforma laboral que precariza empleos y recorta derechos

En el plano socioeconómico, la reforma laboral aprobada por el gobierno de Michele Temer, y profundizada por Bolsonaro, no ha aportado solución alguna a los problemas de la economía brasileña, sino que solo ha servido para precarizar las condiciones laborales e intentar minar la capacidad de los sindicatos en su función de defensa de los derechos e intereses de los trabajadores.

Por otra parte, el gobierno brasileño promueve, en estos momentos, una agresiva reforma que tienen como objetivo reducir el gasto publico en pensiones. De aprobarse esta reforma, millones de pensionistas brasileños no tendrán derechos jubilarse y muchos otros verán reducidas notoriamente sus prestaciones hasta niveles insuficientes para sus gastos.

Desde UGT apoyamos la jornada de lucha que nuestros compañeros y compañeras brasileños desarrollaran en Brasil, al igual que numerosas organizaciones sindicales de. Todo el mundo. Buena prueba de esto es la declaración que, en los últimos días, numerosas organizaciones acordaron durante la conferencia internacional del trabajo en la OIT. Además, el trabajo conjunto del movimiento sindical internacional, ha conseguido que el caso de Brasil sea uno de los prioritarios a tratar durante esta conferencia, donde se  analizaran las violaciones a los derechos de libertad sindical y negociación colectivas por parte del gobierno brasileño.