Por una salida sustentada en la paz, la democracia y la soberanía del pueblo venezolano

Versión para impresiónVersión para impresión

UGT, contra el intervencionismo de Trump


La Unión General de Trabajadores sigue con preocupación los acontecimientos que se suceden aceleradamente en el país hermano de Venezuela y rechaza la aventura emprendida por la oposición venezolana siguiendo los planes elaborados y anunciados por el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, con el objetivo de derrocar a Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional pretende desalojar de la presidencia a Nicolás Maduro con la autoproclamación parlamentaria de Juan Guaidó como Presidente encargado y apoyada con una intervención en el país, articulada por el llamado “Grupo de Lima” y sustentada por el gobierno de Trump.

El legítimo sentimiento de la necesidad de un cambio profundo que anida en la mayoría del pueblo venezolano no debe ser objeto de extorsión o chantaje posibilista, por lo que UGT rechaza con firmeza la operación intervencionista puesta en marcha en Venezuela, aplaudida por el Grupo de Lima y el Secretario general de la OEA y supervisada por los Estados Unidos, al tiempo que rechaza también rechazamos el autoritarismo de un gobierno que defrauda las expectativas que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela generó en el pueblo y en las y los trabajadores venezolanos.

La salida a esta crisis no puede basarse en la elección entre autoritarismo e intervencionismo, sino mediante la reconstrucción de una fuerza social y política autónoma de los y las trabajadoras y el pueblo, y que ésta restituya los derechos constitucionales violentados, e inicie un plan de emergencia en favor del pueblo para salir de la crisis y de su derecho democrático a decidir en ejercicio de su soberanía, mediante las formas de participación establecidas en la Constitución.

El respeto al Estado de Derecho requiere de la consulta democrática en las materias de especial trascendencia nacional.  En el momento actual se necesita relegitimar, mediante mecanismos realmente democráticos y transparentes, las instituciones de la República, que están, de manera general cuestionadas.

UGT hace un llamamiento a rebajar la escalada de la tensión y denuncia a quienes de manera irresponsable empujan a la confrontación violenta interna en el país caribeño y su extensión a la región latinoamericana. Rechazamos el uso electoralista en la política española, ajeno a la necesaria salida de la grave crisis que atraviesa Venezuela atendiendo a las necesidades reales del pueblo venezolano.

Llamamos a la responsabilidad del Gobierno de España, de los gobiernos e instituciones democráticas de la UE, de la región latinoamericana y del mundo para evitar la profundización del grave cuadro de deterioro político, económico y social.

UGT respalda el llamamiento de la ONU para que todos los actores relevantes en Venezuela se comprometan a negociaciones políticas inclusivas y creíbles para abordar los retos que afronta el país.

UGT, atendiendo al llamamiento de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), expresa su solidaridad junto al sindicalismo internacional y se ofrece a trabajar en la búsqueda de una salida sustentada en la paz, la democracia y la soberanía, en favor del bienestar y del respeto de los derechos humanos del pueblo venezolano.