Pepe Álvarez reclama la viabilidad de las plantas de Alcoa

Versión para impresiónVersión para impresión

Reclama al nuevo gobierno aprobar el estatuto de las industrias electrointensivas lo antes posible


El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que “hay que mantener la viabilidad y la actividad de las dos fábricas de Alcoa, tanto la de Avilés como la de A Coruña. La empresa tiene que cumplir el compromiso que adquirió a finales de año con los trabajadores y el Gobierno debe aprobar, lo antes posible, el estatuto de las industrias electrointensivas que eleve a 200 millones las ayudas compensatorias por costes de emisiones indirectas de dióxido de carbono. Si todo el mundo es consciente de esto, el proceso llegará a buen término”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones tras su reunión con la sección sindical de UGT en la fábrica de Alcoa en Asturias, donde ha señalado que “en esta última campaña electoral se ha hablado de cambio de modelo productivo, de la necesidad de combatir la precariedad laboral, y vamos a exigir que la palabra cambio de modelo productivo no sea una palabra que viene a cuento cada vez que hay elecciones, sino que se pueda convertir en realidad en nuestro país”.

En ese sentido, “creemos que es plenamente compatible el respeto al medio ambiente, la transición ecológica necesaria y la lucha contra el cambio climático con la industria. Podemos tener una industria que favorezca estos factores”.

El Secretario General de UGT ha manifestado que los grupos parlamentarios “también tienen que ratificar este estatuto de las industrias electrointensivas. Se tenía que haber aprobado antes. Pero esto no puede ser un impedimento para que los acuerdos establecidos se cumplan, es decir, que haya empresas a las que se les pueda adjudicar las fábricas de Alcoa, preferentemente la misma para las dos fábricas. Alcoa tiene que poner lo estipulado, un precio razonable para garantizar la continuidad. El Gobierno tiene que poner el precio de la energía en los mismos niveles con los que existen en la Unión Europea. A partir de ahí, empezar el proceso de adjudicación de trabajadores y producción en las empresas”.

“No vamos a aceptar ningún tipo de excusa”, ha asegurado. “Los trabajadores han cumplido. Llegamos a unos acuerdos nada fáciles de ratificar en las fábricas. Ahora toca la parte de las administraciones. Dos elementos fundamentales van a guiar este proceso: la movilización y la vía jurídica. No vamos a dejar de insistir en que los acuerdos se cumplan. No hay ninguna razón para que no se cumplan. El tiempo no puede ser el elemento que no permita a las dos fábricas continuar con su actividad”.

El registro horario que entra en vigor el 12 de mayo es el más flexible de Europa

Preguntado por la entrada en vigor del registro horario en las empresas, este domingo 12 de mayo, Pepe Álvarez ha afirmado que “la patronal parece que no lee el BOE. El sistema que plantea el decreto del Gobierno es el más flexible de la UE, en contra de los que dicen que es un sistema rígido”.

El principal problema, ha considerado, “es que desde que salió el decreto hasta hoy ninguna comisión paritaria de convenio colectivo se ha reunido para regular el control horario en las empresas. Ellos saben que la ley traslada a los convenios la regulación del control horario. Podrían quejarse si nos hubiéramos reunido y tuviéramos posiciones antagónicas, pero no se han convocado las comisiones paritarias de los convenios por culpa de la patronal”.

Reunir a las paritarias de los convenios. No queremos que el control horario introduzca ninguna rigidez en el sistema de relaciones laborales, que acabe con la explotación que se produce, con las horas extraordinarias que no se coticen.