Pepe Álvarez: "El convenio sectorial debe prevalecer"

Entrevisa a Pepe Álvarez en el "Diario de Burgos"


El secretario general de UGT asegura que es la primera vez desde 2009 que se abre una vía "para recuperar los salarios perdidos"

Pepe Álvarez es un chollo para los periodistas. No para de dar titulares. Le salen. No es postureo. Sencillo y abierto, explica para todos los públicos la importancia del reciente preacuerdo de negociación colectiva alcanzado con la patronal el pasado 25 de junio, que conlleva una subida de sueldos de entre un 2 y un 3 por ciento y un salario mínimo en convenio de 1.000 euros brutos al mes. No es la meca de la UGT –«el sindicato más antiguo del mundo después de los ingleses»– pero después de años de devaluación salarial, dos millones y medio de trabajadores españoles podrán considerarse, como mínimo, mileuristas, un punto de partida para seguir avanzando en el «consenso», la palabra que más le gusta a Pepe Álvarez.

Explíquenos por qué es importante este pacto

Tiene un valor extraordinariamente positivo. Desde 2009 es la primera vez que la gente a la que nosotros representamos abre una vía, un camino, para recuperar los salarios y los derechos perdidos durante la crisis.  Los trabajadores, las clases populares nos enganchamos desde abajo, en un periodo de tiempo que no será corto, al proceso de recuperación económica que otros sectores del país no han padecido en sus carnes. 

Pepe Álvarez es natural de Belmonte, Asturias. Estudió la FP en la también asturiana Noreña, ha cumplido 62 años, de los cuales lleva 43 en la Unión General de Trabajadores, casi 30 de ellos como secretario general de la UGT de Cataluña, comunidad a la que emigró con 19 años para trabajar en la industria, donde pronto ocupó cargos de responsabilidad en la federación ugestista del metal. El 42 Congreso Confederal de la UGT, celebrado en Madrid en marzo de 2016, le eligió secretario general, relevando en el cargo al histórico Cándido Méndez. A Pepe Álvarez le gustan las redes sociales. La web de UGT le presenta como «el primer dirigente sindical que ha creado su propio blog». Se titula Valor sindical.

En la España de los descreídos, ¿hay que tener valor para ser sindicalista? 
Efectivamente, pero no solo en España. Eso ocurre, sobre todo, en los países donde hay mucha empresa pequeña y es muy difícil que la acción sindical llegue directamente a los trabajadores. Dicho esto, donde está el sindicato, donde tiene delegados y delegadas, no padece dificultades. Donde tenemos representación, los trabajadores saben que los que están allí, que son la voz del sindicato, son la mejor gente de este país y creo que esas raíces son las que nos hacen continuar trabajando con fuerza.


>> Enlace a la noticia en el Diario de Burgos