La discapacidad no puede suponer una merma de los derechos sociales, económicos y laborales

Versión para impresiónVersión para impresión

Diálogo social y negociación colectiva para proteger a las personas con discapacidad sobrevenida


El Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha clausurado hoy un seminario sobra las personas con discapacidad sobrevenida organizado por el Comité Económico y Social Europeo donde ha puesto de manifiesto la necesidad de desarrollar políticas sindicales en el ámbito de la negociación colectiva, dirigidas a la permanencia en el empleo y protección de los derechos sociales, económicos y laborales de las personas a las que les sobreviene una discapacidad.

Gonzalo Pino ha señalado que “cuando a una persona en edad laboral le sobreviene una discapacidad y/o incapacidad laboral, sea el origen que sea; bien por enfermedad o por accidente laboral o común, en muchos casos no se produce el mantenimiento del puesto de trabajo, no se respectan los derechos laborales, y en más ocasiones de las deseables no se adaptan los puestos de trabajo ni se realizan los ajustes razonables”.

Pino ha explicado que “contra la creencia de que la discapacidad sobrevenida se adquiere por un accidente o enfermedad profesional, los datos muestran que, en muchos casos, se produce con consecuencia del desarrollo o el agravamiento de enfermedades incapacitantes”.

“El incremento global de los problemas crónicos de salud asociados a discapacidad, se estima que las enfermedades crónicas representan el 66,5%, lo que se traduce en un incremento de la discapacidad sobrevenida en edad laboral. Además, según el informe del Observatorio Estatal de la Discapacidad de 2015, se ha cuantificado la población en más de un millón y medio de personas”.

“De ellos, casi un millón –las dos terceras partes del total- por discapacidad física a la que en el 76% de los casos se ha llegado por una enfermedad y un 15% a accidentes, bien sean laborales -40%- o de tráfico -30%-“ ha añadido.

Hace falta diálogo social y acción sindical

El Secretario de Política Sindical ha manifestado que “pese a que existe normativa en materia de discapacidad muchas veces no se aplica o es claramente insuficiente. De manera que el denominador común es la falta de dialogo social y la necesidad de realizar una intervención sindical” ha resaltado.

“Es importante confeccionar un manifiesto sindical conjunto dirigido a los gobiernos nacionales, al parlamento europeo y a las instituciones paritarias como el Consejo Económico y Social de la UE con el objetivo de formular una propuesta unitaria para que la discapacidad no suponga una merma de los derechos sociales, económicos y laborales”.

“Debemos asegurarnos que se cumple la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas de 13 de diciembre de 2006 y abordar políticas específicas que garanticen los derechos de las personas a las que les sobreviene una discapacidad mientras están en un puesto de trabajo: garantías de permanencia, obligación de ajustes razonables, derechos de protección social, entre otros” ha afirmado.

“Para ello es imprescindible que tanto los gobiernos nacionales como las instituciones europeas apoyen activamente la labor de las organizaciones sindicales y el papel de la negociación colectiva. Los sindicatos deben velar por empleos de calidad para las personas con discapacidad, erradicar la discriminación en la contratación y en las condiciones de trabajo y exigir los cambios necesarios para que las personas trabajadoras con discapacidad puedan participar activa y productivamente en la vida social, económica y laboral” ha finalizado.


Propuesta sindical unitaria por el empleo de las personas con discapacidad