Heredar la lucha de las maestras y pedagogas republicanas en favor de la igualdad

Versión para impresiónVersión para impresión

​La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas, ha reclamado "seguir trabajando por una igualdad que aún queda lejos. Las mujeres trabajamos 54 días gratis al año, aún continuamos asumiendo las labores de cuidado del hogar y los trabajos y sueldos más precarios. Por ello exigimos una ley de igualdad salarial que elimine esta discriminación histórica en nuestro país".

Cristina Antoñanzas ha realizado estas declaraciones durante las Jornadas sobre "Diarios de Libertad. Maestras y Pedagogas de la II República", organizadas por FeSP-UGT y el Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, donde ha reclamado "heredar el trabajo y la lucha de las maestras y pedagogas republicanas en favor de la igualdad, porque ellas dieron la vida por un ideal y hoy somos deudoras de su lucha".

"Muchas de aquellas maestras, inspectoras, profesoras de institutos eran compañeras de enseñanza de UGT", ha señalado. Desde el sindicato, "valoramos su fuerza, determinación e ilusión por conseguir un espacio propio en un mundo que durante veinte siglos había relegado a las mujeres al espacio privado".

Y es que desde la Segunda República las mujeres pasaron a ser ciudadanas de pleno derecho. En el texto de la constitución se proclamaba la igualdad y las mujeres acceden por primera vez a notarias y registro de la propiedad, cuerpo diplomático, secretarias municipales o procuradoras de tribunales. Y como no, también acceden a cargos dentro de UGT. En este sentido, ha recordado que "en el Congreso de UGT de 1932 se aprobó bajar la cuota de la mujer para facilitar su afiliación. En 1936 había más de 100.000 mujeres afiliadas a UGT. Y en el mismo Congreso se aprueba la consigna que aún hoy defendemos 'a igual trabajo, igual salario'".

Pero, tras el inicio de la Guerra Civil y, sobre todo, con el régimen franquista, "se recluye a las mujeres en el hogar para que cumplan sus labores como madre y esposa, deshaciendo el sueño de libertad por la que tantas habían trabajado".

"Hemos tenido que esperar cuarenta años para poder decidir sobre nuestras vidas", ha manifestado. "Cuarenta años para poder volver a reclamar una igualdad y una libertad que se nos había negado sin temor a la represión".

Por ello, la Vicesecretaria General de UGT ha exigido "una mayor concienciación de todos los trabajadores y trabajadoras, partidos políticos y de las empresas, en favor de una mayor igualdad en el mundo del trabajo; y un llamamiento al Gobierno para que apruebe una ley efectiva de igualdad de género y oportunidades y el cumplimiento de las Recomendaciones de la Comisión Europea en esta materia, que a día de hoy no se cumplen".

Para UGT, resulta imprescindible luchar para eliminar las diferencias salariales entre hombres y mujeres, que se han intensificado en los últimos diez años ante la inexistencia de políticas de igualdad que impiden que se avance en la eliminación de esta discriminación.