Elige UGT


La Comisión Ejecutiva Confederal de UGT lanza las campañas de comunicación para el nuevo periodo de elecciones sindicales que, aunque se desarrollan de forma permanente, entrarán en su fase más intensa durante los últimos cuatro meses de este año y el primer semestre de 2019.

“Elige. Ahora te toca” es el lema de la campaña de elecciones, que se desarrolla conjuntamente con otra específica para el fomento de la afiliación cuyo lema es “Elige. UGT te defiende”. Ambas campañas tienen desarrollos en diferentes formatos, adaptados a las características de una actuación de comunicación muy amplia, muy diversa y de larga duración.

Campaña paraguas

Estas dos campañas confederales tienen vocación transversal, es decir, están planificadas como campañas paraguas que puedan resultar de utilidad para los procesos de elecciones sindicales de todos los sectores, subsectores y empresas, al tiempo que pueden tener desarrollos específicos en algunos ámbitos concretos si las federaciones de UGT lo consideran adecuado.

Reconquistar los derechos laborales que nos robaron durante la crisis y recordar que la fuerza de los trabajadores para conseguirlo es organizarse y actuar conjuntamente son las dos ideas sobre las que pivotan estas dos campañas de comunicación. Si nuestro país está ya en fase de crecimiento, si las empresas han recuperado los niveles de beneficios previos a la crisis, si los ejecutivos de las empresas están incrementando sus retribuciones, es inadmisible que los trabajadores y trabajadoras fueran sacrificados para salir de la crisis y ahora no participen como les corresponde de los beneficios de la recuperación de la que ya están disfrutando otros. Por esta razón el lema de la campaña “Elige. Ahora te toca” hace alusión a que es el momento de los trabajadores y trabajadoras, les toca participar del crecimiento y recuperar derechos, y les toca también tomar decisiones para elegir a sus representantes.

Democracia laboral

En estas actuaciones, y con un criterio más global, el Sindicato quiere reivindicar el valor, tanto desde el punto de vista democrático como legal, de las elecciones sindicales, convertidas con el paso de los años y el asentamiento del ultraliberalismo como pensamiento único, en el “hermano pobre” de los procesos democráticos.

Quienes rechazan y denuestan a las organizaciones sindicales mayoritarias olvidan que están donde están porque los trabajadores y trabajadoras les votan en los miles de procesos electorales que se desarrollan a diario en las empresas y centros de trabajo de nuestro país.

Por simple higiene democrática, es necesario poner en valor que sólo quien se somete a procesos electorales de carácter general, como son las elecciones sindicales, puede arrogarse algún tipo de representatividad para actuar en nombre de otros. Las instituciones, partidos, y representantes políticos deben escuchar los requerimientos que la sociedad civil hace a través de los movimientos asociativos, pero tiene la obligación constitucional de negociar con las organizaciones sindicales que obtienen el respaldo mayoritario y democrático de los trabajadores.

En los últimos cuatro años (2014-2017) se registraron 70.000 actas electorales, procesos en los que resultaron elegidos 86.300 delegados de UGT, un 32,58% de la representatividad total; unos datos que el Sindicato aspira a ampliar en los próximos tres años. Idéntico objetivo se plantea en materia de afiliación, donde se trabaja para consolidar la tendencia de crecimiento que se viene registrando desde hace meses y que, más allá de los ciclos de rotación, nos mantiene de forma consistente por encima de los 900.000 afiliados y afiliadas.

Youtube: