El Black Friday oculta un pésimo modelo laboral y económico

Versión para impresiónVersión para impresión

Empresas que buscan el máximo beneficio a costa de devaluar el factor trabajo


  • UGT alerta de que el Black Friday presenta un paradigma laboral robotizado, cuyo máximo exponente es Amazon, una empresa que devalúa el factor trabajo, en base a conseguir el máximo beneficio
     
  • Su modelo comercial expulsa del mercado a otros competidores, que sí generan miles de empleos, y reparten su riqueza hacia nuestra sociedad.
     
  • UGT insta a los políticos, reguladores y gobiernos a actuar ya frente a los abusos que hacen algunas empresas bajo el paraguas de la robotización.
     
  • Considera que sólo a través del diálogo social y la puesta en marcha de un nuevo Contrato Social podremos conseguir que la digitalización signifique prosperidad para todos.

El Black Friday y su secuela del Cyber Monday, dos acontecimientos de carácter mundial en torno a ofertas de precios al consumo, encierran en su funcionamiento una serie de modelos laborales y económicos sobre los que es preciso reflexionar.

Su exponente más visible, Amazon, una de las empresas con mayor capitalización bursátil del mundo, precisamente por jornadas como el Black Friday, presenta un modelo empresarial obsesionado por despreciar el factor trabajo, entendiéndolo como un mero coste y no como un activo social o corporativo.

Esta forma de concebir el trabajo y los trabajadores se ejemplifica en el presente, con su actitud de permanente conflicto con sus empleados, a causa de su desdén por el diálogo social, su tacañería salarial y el exceso de temporalidad.

Pero no solo es una cuestión del ahora, sino de sus planes a medio y largo plazo, que pasan, simplemente, por reducir el número de trabajadores hasta casi su erradicación. De hecho, sus planes de robotización de sus plantas están comenzando a dar sus frutos, con un modelo laboral que ahonda en la polarización del mercado de trabajo, genera una dualidad en los puestos de trabajo que liquida las cualificaciones medias, o directamente las clases medias: sólo se contratan trabajadores muy cualificados – dedicados a mejorar, instalar o aumentar la robótica-, o trabajadores para ofrecerles empleos precarios y de baja cualificación.

Y por si esto fuera poco, el modelo comercial de Amazon genera un profundo y negativo impacto en el sector retail, que ha abocado al cierre a miles de comercios minoristas en EEUU, Europa, y por supuesto, España. Pequeños negocios que, si no han echado directamente el cierre, solo pueden sobrevivir si comercializan sus productos a través de la plataforma online de Amazon, con la consiguiente mengua de beneficios y visibilidad. Un modelo monopolístico, que acaba expulsando del mercado a sus competidores, sean grandes o pequeños; una forma de competir que ya está afectando las cuentas de resultados de otros grandes almacenes y tiendas mayoristas, que sí generan miles de empleos y, por tanto, reparten su riqueza hacia nuestra Sociedad, ya sea pagando salarios, o impuestos y cotizaciones en España.

Regular la digitalización, desde el diálogo social

En resumen, debemos reflexionar y decidir, como sociedad, qué modelo social y laboral queremos en el futuro. El Black Friday nos presenta un paradigma laboral robotizado, con mucho menos empleo, dualizado y polarizado, sin clases medias, sin movilidad social, a la par que dibuja un sistema económico en el que el factor trabajo pierde su centralidad.

UGT insta a políticos, reguladores y gobiernos a actuar, a no quedarse de brazos cruzados ante esta gravísima tendencia. Nuestro sistema económico y social, nuestra actual forma de concebir el Estado del Bienestar, está en peligro. Y sólo a través del Diálogo Social, y de la puesta en marcha de un nuevo Contrato Social, podremos conseguir que la digitalización signifique prosperidad para todos.

► Audio valoración de Isabel Araque, Secretaria Confederal de UGT

Vídeo: 
📹 Estás viendo a:: 
Isabel Araque, Secretaria Confederal de UGT