Decepcionante Consejo Europeo sobre migraciones

  • UGT califica de decepcionantes, en el fondo y en las formas, las resoluciones adoptadas por el Consejo Europeo sobre migraciones, porque solo tienen un enfoque defensivo, trata a las personas migrantes como una amenaza o una carga.
  • El Consejo no plantea operativos de rescate y con financiación comunitaria en el Mediterráneo, recayendo nuevamente esta labor en las ONGs, ni establece pasajes seguros, que serían una forma de desarticular el negocio de las mafias de tráfico de seres humanos.
  • Por otra parte, deja a la voluntariedad de los Estados miembros lo que debería ser una responsabilidad compartida: la reubicación de los solicitantes de protección internacional.
  • El sindicato exige un nuevo enfoque de las migraciones basado en el cumplimiento de las obligaciones internacionales, la corresponsabilidad de los Estados miembros, evitar la pérdida de vidas, los derechos humanos y abordar las causas origen de desplazamientos forzados o impulsado por la falta de oportunidades.

La Unión General de Trabajadores muestra su decepción por los resultados del Consejo Europeo en materia de migraciones. El enfoque defensivo, considerando las migraciones como una amenaza a la que hay que poner coto y barreras, tiene efectos en la opinión pública indeseados y elude el enfoque de derechos humanos necesario en esta materia.

En este sentido, es de destacar que, en ningún momento, se plantea el establecimiento de operativos de rescate europeos, y con financiación comunitaria en el Mediterráneo, recayendo nuevamente esta labor en las ONGs, ni en establecer pasajes seguros, que sí serían una forma de desarticular el negocio de las organizaciones delictivas de tráfico y trata de seres humanos.

Por otra parte, no ha cambiado la esencia de la propuesta del Consejo de las Plataformas Regionales de Desembarco en terceros países. En ningún momento, se aclara si las mismas son un paso previo para que los solicitantes de protección internacional que se encuentren en ellas puedan llegar a la Unión Europea o si se trata de campos de refugiados, de los que, además, serán excluidos los migrantes que se considere que no pueden presentar una solicitud de protección internacional.

En cuanto a los centros controlados en territorio de la UE, que se harán cargo de las personas rescatadas, el Consejo señala que los inmigrantes que no sean susceptibles de protección internacional, serán expulsados, invadiendo competencias nacionales. Y en lo que sí debería ser una competencia europea, la reubicación de los solicitantes de protección internacional entre todos los Estados miembros, como una responsabilidad compartida, vuelve a dejarlo a la voluntariedad de los Estados.

La Unión General de Trabajadores considera que es preciso cambiar el enfoque de las migraciones como problema, amenaza o carga, y adoptar uno basado en cumplimiento de obligaciones internacionales, corresponsabilidad de los Estados miembros en esta materia, evitar la pérdida de vidas, los derechos humanos y abordar las causas origen de desplazamientos forzados o impulsados por la falta de oportunidades.