Un gran avance en defensa de las trabajadoras y trabajadores

Versión para impresiónVersión para impresión

Entrada en el blog "Valor Sindical" de Pepe Álvarez


En junio del 2019, durante el Centenario de la OIT, se aprobó en el seno de la Organización el Convenio 190 sobre la violencia y el acoso. Un acuerdo fruto de una dura negociación, donde los compañeros y compañeras llevaron a cabo una dura batalla para conseguirlo. El papel de UGT fue clave, siendo los primeros en pedir su ratificación y apoyado, enseguida, por la entonces Ministra de Trabajo, Seguridad Social y Migraciones, Magdalena Valerio. Hoy, debemos celebrar que España se convierte en uno de los primeros países en ratificarlo.

Este Convenio es de gran importancia, puesto que determina importantes obligaciones de los Estados que lo ratifiquen para el caso de violencia o acoso en el mundo del trabajo, y para la violencia y acoso por razón de género.

Esencial es el amplísimo ámbito de aplicación del mismo, puesto que ampara ”las personas que trabajan, cualquiera que sea su situación contractual –asalariados o no-, las personas en formación, incluidos los pasantes y los aprendices, los trabajadores despedidos, los voluntarios, las personas en busca de empleo y los postulantes a un empleo” y establece obligaciones, no solo para el empresario, sino también, para los individuos que ejercen la autoridad, las funciones o las responsabilidades de un empleador.


► Sigue leyéndome