Nuestro objetivo es lograr la derogación del factor de sostenibilidad y del índice de revalorización de las pensiones, el corazón de la reforma del PP

Versión para impresiónVersión para impresión

La Unión General de Trabajadores ha celebrado hoy sus jornadas Confederales sobre pensiones donde se ha analizado la situación actual del Sistema Público de Pensiones y se ha definido cuál va a ser la estrategia sindical y las perspectivas y retos del sindicato al respecto.

En este sentido, la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, que ha inaugurado el acto, ha subrayado que "el objetivo fundamental del sindicato es que se derogue el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización de las pensiones, el centro neurálgico de la reforma planteada por el Gobierno que lleva implícito un recorte de las pensiones a corto, a medio y a largo plazo".

Mari Carmen Barrera ha recordado que "el nuevo Gobierno es el responsable de absolutamente todos los recortes que se han llevado a cabo en nuestro país incluidos los recortes en materia de pensiones y el sindicato es una pieza clave de lo que puede ser el futuro de las pensiones en este país, una de las batallas más importantes a las que tenemos que hacer frente".

"El Gobierno estableció la reforma para recortar y para fomentar los planes de pensiones privados pero sin pensar en ningún momento en la sostenibilidad futura de los pensionistas y en el mantenimiento de su calidad de vida" ha destacado, "unas políticas injustas que nos reafirman en la necesidad de movilizarnos".

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT ha señalado además que "el déficit de la Seguridad Social se disparó en 2012, a partir de la reforma laboral. Las cotizaciones se desploman ese año pero el Gobierno no quiere hablar de esto ni tampoco del equilibrio del Fondo de Reserva, una cuestión que debería ser prioritaria. No es comprensible que sigan disponiendo del Fondo de Reserva y no planteen ninguna solución a su déficit".

"El problema del Sistema no es de gasto sino de ingresos, y el debate sobre la financiación de la Seguridad Social tendrá que valorar la posibilidad de completar los ingresos del Sistema vía impuestos" ha añadido.

Los cambios en el Congreso deberán ser engrasados por la movilización

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, que también ha intervenido en la jornada, ha resaltado que lo primero que vamos a plantear en la Comisión del Pacto de Toledo es que para modificar las leyes de la Seguridad Social y los acuerdos en el marco del Pacto de Toledo, sea necesaria una mayoría cualificada y no cualquier mayoría absoluta que pueda haber en el Congreso".

Pepe Álvarez ha subrayado que "no vamos a acordar nada que rebaje derechos ni a los pensionistas actuales ni a los futuros" y ha reclamado el apoyo de los grupos parlamentarios para lograr la derogación de la reforma de 2013 y el soporte de los ciudadanos en la calle para presionar en la negociación.