Inspección de trabajo debe sancionar a las empresas que no cumplan con los planes de igualdad

Versión para impresiónVersión para impresión

La Asamblea aborda prioridades del sindicato como el SMI, el registro de jornada o los planes de igualdad


La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas, el Secretario de Política Sindical, Gonzalo Pino y la Secretaria Confederal, Isabel Araque, han intervenido hoy junto a la Secretaria de Política Sindical de UGT-Asturias, Mar Celemín, en una asamblea de delegados y delegadas con motivo de la campaña del sindicato “Tus derechos no se negocian, se cumplen”.

La asamblea, en la que se ha analizado la situación en cuanto a las tres grandes reivindicaciones del sindicato como son la subida del SMI, el registro de jornada y los planes de igualdad. Además, se ha presentado el Protocolo de Protección de Datos y se ha debatido sobre la urgencia de respetar derechos fundamentales como el cumplimiento de la Ley de Riesgos Laborales.

Momentos antes del inicio de la asamblea, Cristina Antoñanzas ha realizado declaraciones a los medios de comunicación donde ha denunciado algunas de las dificultades que se están observando a la hora de elaborar planes de igualdad. Cuestiones como el hecho de que no se hagan diagnósticos específicos para conocer la realidad de cada centro de trabajo o cada empresa y o los problemas para conseguir los registros salariales y estudiar si hay brecha salarial en una empresa.

Antoñanzas ha destacado que, en general, “las empresas ponen muchas pegas a la hora de entregar datos porque no existe un desarrollo reglamentario de la norma y se deja al albur de la negociación colectiva de manera que cuando la empresa es grande y tiene importante representación sindical encontramos menos problemas, pero cuando vamos reduciendo el número de trabajadores encontramos más dificultades”.

Por eso, la Vicesecretaria general de UGT, ha demandado al Gobierno que “abra una mesa de negociación cuanto antes para llevar a cabo ese desarrollo reglamentario donde acotemos claramente el papel que tienen que jugar las empresas”, eso sí, ha dejado claro que “se trata de una ley de obligado cumplimiento desde el 7 de marzo del año 2019 de manera que la inspección de trabajo debería empezar a abrir expedientes sancionadores a todas las empresas que no cumplan con los planes de igualdad”.


Folleto "Tus derechos no se negocian, se cumplen"