UTC- UGT llama a los profesionales, directivos, técnicos y cuadros a secundar la huelga el 8 de marzo

Versión para impresiónVersión para impresión
Las profesionales, científicas y técnicas sufren un 31,36% de brecha salarial y tres de cada cuatro jornadas parciales las desempeñan mujeres

La Junta Directiva de la Unión de Técnicos y Cuadros de la Unión General de Trabajadores (UTC-UGT) quiere alentar a la participación en la huelga convocada por UGT y CCOO para el próximo 8 de marzo contra la discriminación y la desigualdad que sufren las mujeres.

Un año después de la primera huelga feminista de la historia, los datos no reflejan avances legales en materia de igualdad e incluso se puede constatar que las brechas de género siguen aumentando.
 
La situación de exclusión y segregación que soportan las mujeres debe corregirse inmediatamente porque se está marginando al 50% de la población y, como sociedad, no podemos seguir permitiendo que se las condene a la injusticia que supone que se vean sometidas a tradiciones y estereotipos culturales y machistas que hacen que supongan el 58,32% de la población inactiva, que topen, continuamente con el techo de cristal, que las sentencia a desempeñar trabajos para los que están sobrecualificadas, por los que percibirán una baja remuneración no correspondiente a sus capacidades y habilidades y por los que, más tarde o más temprano, se verán obligadas a reducir su jornada laboral.
 
El 75% del empleo a tiempo parcial lo siguen realizando mujeres, las excedencias por cuidados de familiares siguen aumentando y siendo asumidos por mujeres en la mayoría de los casos. A nivel europeo, entre los hombres, solo lo hace el 8%, con lo que, además de que las mujeres ya ganan un 16% menos que ellos, verán como, en el futuro, su pensión se verá reducida en un 40% por hacerse cargo de los cuidados, trabajo no remunerado que el CSIC estima supone el 53% del PIB.
 
A la vista de estos datos, resulta evidente que es necesario exigir políticas de verdadera corresponsabilidad en las tareas de cuidados. Las mujeres no pueden seguir siendo las únicas responsables del relevo generacional, puesto que se trata de una cuestión de estado.  Si queremos un futuro en pie de equidad entre mujeres y hombres, será imprescindible eliminar las múltiples brechas laborales y sociales que sufren las mujeres.