Una recuperación social, no solo económica

Versión para impresiónVersión para impresión

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado que, después de diez años de crisis, “debemos abordar la recuperación para las familias de nuestro país”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el Foro SER Cantabria, donde ha afirmado que, para UGT, los puntos de actuación fundamentales para este nuevo año económico pasan por “resolver los problemas de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país, y se centran en”:

- Salarios. “UGT quiere que se reparta la riqueza que se genera en nuestro país. Llevamos tres años de crecimiento económico, pero desde 2009 las rentas han cambiado su reparto hacia las empresas y no se han redistribuido a los ciudadanos y ciudadanas. Queremos que esta redistribución se haga por la vía de la subida de los salarios, pero también por la de los impuestos”.

En este sentido, ha señalado que “se tiene que cumplir el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Es un elemento básico para repartir la riqueza en nuestro país. No entendemos cómo desde algunas patronales se cuestiona su cumplimiento. Después de tantos años de pérdida de poder adquisitivo, es hora de subir los salarios. Que no haya ningún salario por debajo de mil euros al mes. En España, hay 5 millones de mujeres y hombres por debajo de esa cifra. Esta es una cuestión necesaria e irrenunciable”.

- Empleo. “Queremos hablar de empleo juvenil, de quitar las trabas que limitan su desarrollo. Y de incluir el contrato de relevo, un gran instrumento para renovar las plantillas y dar expectativas de empleo estable para los jóvenes”.

En esta materia, Pepe Álvarez ha reclamado un “plan de choque por el empleo, que aborde los graves problemas comunitarios que tiene nuestro país, como son la limpieza de bosques, los incendios. Un país como el nuestro debería abordar esto de forma permanente, no solo cuando se queman los bosques. Hay recursos para hacerlo. Un plan que diera trabajo a las personas que más lo necesitan, como los jóvenes, las mujeres o las personas de más de 45 años que están en el desempleo y tienen muchas dificultades para encontrar uno”.

Además, ha manifestado la necesidad de luchar contra la lacra de la siniestralidad laboral, fruto del incumplimiento sistemático de las leyes y los convenios, que está vinculado a la precariedad laboral y que supone la muerte de dos personas al día en accidente laboral.

Para todo ello, “es imprescindible la derogación de las reformas laborales, que no aportan nada positivo en el mercado de trabajo. Al contrario, son las causantes de la situación de desregulación que existe. Queremos situar algunos elementos de acuerdo con la patronal y otros que se lleven al Parlamento, para que una mayoría las lleve adelante. Sería beneficioso para todo el país”.

- Pensiones. El Secretario General de UGT ha abogado por “derogar la reforma de 2013, que no solo acabó con la revisión automática de las pensiones con el IPC, sino que ha introducido el elemento de la sostenibilidad, que solo está pensado para que a partir de 2023 se rebaje de manera dramática las pensiones de nuestro país. Esto es incompatible con la calidad de vida de nuestros pensionistas presentes y futuros”. 

“Esto se debe asumir en el Pacto de Toledo”, ha considerado. “Si en la Comisión se saca una resolución que no respete como elemento la inflación para la subida de las pensiones, que no nos busquen en la mesa social para convalidar este acuerdo. En la mesa de diálogo social vamos a trabajar a partir de que se restituya el decreto que aprobó el Gobierno del PP”.

- Igualdad. Para Pepe Álvarez, “las políticas de igualdad tienen que ser un objetivo fundamental del conjunto de la política de nuestro país. Se debe actuar por la igualdad todos los días del año, no solo el 8 de marzo. Nos gustaría que se pudiera elaborar una ley de igualdad salarial, de transparencia salarial, e implementar programas contra el acoso laboral en las empresas. Hay que implicar a toda la sociedad en esta materia”.

- Política industrial. “Es clave para el cambio de modelo productivo”, ha afirmado. “Necesitamos tener raíces en la política industrial. La investigación, la digitalización y la formación son elementos claves. Tenemos que felicitar al Gobierno por tener la iniciativa de convocar a interlocutores sociales para llega a un gran acuerdo y situar como pieza clave la Formación Profesional”.

En este sentido, ha manifestado la necesidad de que “la política industrial impregne todas las acciones de la política de nuestro país. Queremos una transición justa en materia energética. La descarbonización al 100% para nosotros es innecesaria, incluido desde el punto de vista medioambiental. Hay que potenciar las energías renovables sin dejar de lado las fuentes de energía propias como es el carbón”.

- Reforma fiscal. “Hay que redistribuir la riqueza también por la vía fiscal. Tenemos que subir los impuestos. Pagamos pocos impuestos en relación al entorno europeo. El Gobierno tiene que meter el diente en este tema, no podrá estar de acuerdo con todo el mundo. Trabajar a fondo para dar más servicios y combatir el fraude fiscal”, ha señalado.

- Política integral de lucha contra la pobreza. Pepe Álvarez ha reclamado una política integral de lucha contra la pobreza, que proteja a nuestros ciudadanos. “Tenemos una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Congreso y hay que aprovecharla para un sistema de protección integral en nuestro país. Los Ayuntamientos y administraciones locales son fundamentales para desarrollar esta política”.

“Tenemos también que solventar la protección por desempleo”, ha recordado. “Cada vez hay menos gente cubierta. Hay que impulsar programas de ayuda social, integrados y compartidos con las Comunidades Autónomas, que incluyan elementos tan importantes como la vivienda o la lucha contra el precio de la luz”.

Puntos, todos ellos, fundamentales “para rehacer el país a partir de la redistribución de la riqueza y mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Es posible. A veces, los que quieren encontrar signos de identidad en nuestro país los encuentran en banderas e himnos, pero hay un signo que uniría nuestro país, el Estado de Bienestar, sentirnos orgullosos de vivir en un país justo, que no deja a nadie en el camino, que redistribuye equitativamente la riqueza. Debemos profundizar en estos signos de identidad como sociedad para consolidarnos como un país fuerte y sostenible”.

 

📹 Estás viendo: 
Intervención completa de Pepe Álvarez