UGT insta al Gobierno a regular el sector eléctrico

Versión para impresiónVersión para impresión

Pepe Álvarez señala que lo que “ocurre en este país es un escándalo”


UGT insta al Gobierno a que ponga coto a las subidas desproporcionadas e injustificadas del precio de la luz, que se repiten cada año y que cada año son noticia porque baten su propio récord. La nueva subida de la luz supone otra agresión a la ya frágil economía doméstica, especialmente a los hogares más vulnerables. El sindicato insiste en sus propuestas, entre ellas, la necesidad de reducir la fiscalidad de la electricidad, igual que de otros suministros básicos, y aplicar un IVA súper reducido, por ser considerado un servicio esencial para la ciudadanía.

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha manifestado que “lo que está ocurriendo en este país es un escándalo. Es una verdadera vergüenza que el precio de la luz aumente casi un 25%. No hay razón para que esto sea así. Bueno hay una: que las empresas eléctricas se pasan por el forro las indicaciones, las obligaciones que tienen con la sociedad”.

Por eso, ha instado al Gobierno a “regular el sector eléctrico y el tema de la energía de manera drástica, porque, a diferencia de lo que ocurre en Francia o Italia, España no tiene una empresa pública de referencia en el sector energético. Esos errores hay que subsanarlos intentando que el sector público participe en alguna eléctrica, y con una regulación estricta que nos permita superar esta situación”.

Álvarez ha hecho estas declaraciones antes de intervenir en la XIX Escuela Internacional de Verano de UGT- Asturias, Manuel Fernández Lito, donde ha hablado sobre las “Estrategias sindicales 2018-2019”. Una Escuela que se desarrolla este año en el marco de los actos previstos con motivo del 130º aniversario de UGT.

Primar el interés general y ampliar el bono social

UGT recuerda que, en 2013, advirtió que la ley del Sector Eléctrico, aprobada por el Gobierno del PP, suponía luz más cara, menos inversión, menos empleos y menos calidad y seguridad del servicio. Algo que la realidad ha confirmado.

El sindicato criticó ya entonces la falta de transparencia de esta ley, lo que impidió un debate público sosegado para tratar de resolver los problemas estructurales de nuestro sector eléctrico. Desde entonces esta ley ha sufrido varias modificaciones, pero a la vista está que estos “parches” no terminan de resolver el problema del encarecimiento de la luz.

Por tanto, es hora de abrir un debate público y transparente para regular adecuadamente al sector eléctrico, en aras del interés general. Un sector que, año tras año, incrementa beneficios a costa del bolsillo de los ciudadanos.

El sindicato reclama, asimismo, al Gobierno que amplíe el bono social y lo haga más inclusivo, pues el aprobado por el anterior Ejecutivo del Partido Popular, no garantiza que los consumidores puedan acceder al suministro básico de electricidad en condiciones de igualdad, ni protege a las personas más vulnerables. Además, es claramente insuficiente para evitar los cortes de suministro en casos de pobreza extrema.