UGT exige un plan de reindustrialización para la comarca afectada por el cierre de Garoña

Versión para impresiónVersión para impresión

​La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT-FICA) ha exigido un plan de reindustrialización para toda la comarca afectada por el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña anunciado ayer por el Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. La Federación considera necesario poner en marchar un plan de recolocación y de búsqueda de salidas laborales para todos los trabajadores de Nuclenor afectados por el cierre a través de un plan de reindustrialización ambicioso que contemple medidas industriales y laborales para las comarcas de Miranda del Ebro, las Merindades y La Bureba que se traduzcan en la creación de puestos de trabajo industriales de calidad.

A este respecto, UGT-FICA se va a mostrar especialmente vigilante y beligerante en todo el proceso de cierre de la central de Garoña para evitar que pueda perderse por el camino el tejido industrial y el empleo de las comarcas afectadas, cuyo desarrollo y futuro estaba ligado a la central y a las que ahora hay que dar soluciones reales que impliquen inversiones en proyectos industriales viables y creación de empleo de calidad y con derechos.

Paralelamente, la Federación va a exigir las máximas garantías laborales para los trabajadores afectados por el cierre para asegurar que el impacto del mismo sea mínimo y no suponga medidas traumáticas para la plantilla.

UGT-FICA considera que, como afirmó ayer su secretario general, Pedro Hojas, la central de Garoña podía seguir manteniendo su actividad tras el pronunciamiento del Consejo de Seguridad Nuclear, y las promesas de Mariano Rajoy asegurando que si él llegaba al Gobierno, Garoña no se cerraría. Por ello la Federación rechaza enérgicamente  los argumentos "políticos", que no de interés general, que abocan ahora al cierre de la misma.

UGT-FICA va a celebrar mañana una asamblea informativa en Miranda del Ebro a fin de conocer en profundidad la información existente sobre la empresa, analizar la situación creada tras el anuncio del cierre y coordinar la respuesta sindical que la Federación vaya a adoptar en los próximos días.