UGT celebra los 100 años de la Organización Internacional del Trabajo

Versión para impresiónVersión para impresión
El 11 de abril de 1919 nacía la OIT en París

La Unión General de Trabajadores celebra el centenario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una de las agencias especializadas más antiguas de las Naciones Unidas, que este 11 de abril conmemora sus 100 años.

Una fecha que coincide con la sesión plenaria de la Conferencia de Paz de París, que el 11 de abril de 1919 adoptó el proyecto de Constitución de la OIT, la cual pasó a formar parte del Tratado de Versalles, firmado el 28 de junio de 1919 para poner fin a la Primera Guerra Mundial. UGT participó desde sus inicios. En concreto, Francisco Largo Caballero, Secretario General de UGT, fue nombrado delegado obrero y acudió a la I Conferencia Internacional del Trabajo celebrada en Washington. En un contexto internacional marcado por las actividades de reconstrucción y recuperación tras los estragos provocados por la guerra, la OIT fue fundada en la creencia de que la justicia social es esencial para lograr una paz universal y duradera.

El derecho a escolarizase durante la infancia, afiliarse a un sindicato, constituir una empresa sin sufrir discriminación, trabajar en condiciones seguras y recibir un trato digno son derechos consagrados en las normas internacionales del trabajo de la OIT.

Desde su fundación, hace ya un siglo, las normas internacionales del trabajo han sido la base del trabajo decente y de la justicia social. El diálogo social y el tripartismo han contribuido a fomentar el mayor nivel de desarrollo económico de la historia de la humanidad, y cabe pensar que su pertinencia sea aún mayor en el futuro. Todo ello bajo los valores fundamentales de libertad de asociación y sindicación y derecho de negociación colectiva; erradicación de todas las formas de trabajo forzoso; abolición efectiva del trabajo infantil; y eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

Trabajo Decente y Protección Social

Una de las premisas fundamentales de la OIT es que el trabajo no es una mercancía. No es un objeto inanimado que pueda negociarse para obtener más ganancias o conseguir el precio más bajo. El concepto de trabajo decente guarda relación con el respeto propio de una persona, así como con su bienestar y desarrollo como ser humano. Las normas internacionales del trabajo velan por que se garantice un camino hacia el trabajo decente.

Para UGT, el desarrollo económico debe incluir la creación de empleo y condiciones de trabajo y protección social adecuadas para que las personas puedan trabajar con libertad y en condiciones de igualdad, seguridad y dignidad. En este sentido, las normas internacionales del trabajo se han establecido para garantizar que el desarrollo económico se centre en la mejora del bienestar de todos los seres humanos, como es el hecho de promover y garantizar los sistemas de protección social en 136 países.

Igualdad

Alcanzar la meta del trabajo decente en la economía globalizada requiere la adopción de medidas en el plano internacional que fomenten la igualdad. Eso es lo que hace la Organización Internacional del Trabajo desde que se creó, a través de un sistema de instrumentos jurídicos respaldados por gobiernos, empleadores y trabajadores.

Instrumentos como los convenios, es decir, tratados internacionales que pasan a ser legalmente vinculantes una vez que han sido aprobados o "ratificados" por los Estados Miembros, o recomendaciones, que actúan como directrices no vinculantes y que establecen niveles mínimos de protección en relación con cuestiones laborales específicas como el trabajo infantil, el trabajo forzoso y la igualdad de género, entre otras.

Empresas sostenibles

La Unión General de Trabajadores valora que uno de los objetivos principales de la OIT sea crear lugares de trabajo inclusivos, responsables y sostenibles, cuyo objetivo no sea únicamente lograr beneficios a toda costa, sino productos y servicios que repercutan favorablemente en la comunidad, el medio ambiente y la sociedad.

El fomento de la innovación y el desarrollo para crear más y mejores puestos de trabajo requiere de entornos propicios a escala regional, local y nacional. En este sentido, la OIT ofrece asistencia en todas las escalas.

El futuro del trabajo

El mundo del trabajo experimenta una profunda transformación. La globalización y la evolución tecnológica marcan nuevos caminos hacia la prosperidad, pero alteran las actuales formas de trabajo.

Los avances digitales y tecnológicos, que también incluyen las tecnologías de la información y comunicación, crean nuevas oportunidades para los trabajadores y las empresas. El cambio climático, la transformación demográfica, la migración y los cambios en la organización del trabajo afectarán a sociedades, organizaciones, trabajadores y empresas en su conjunto.

Para UGT, la tendencia de esos cambios y los efectos que tendrán en el trabajo dependerán de las políticas que se apliquen, en particular si nuestro objetivo es forjar el futuro del trabajo que queremos.

Los empleos del futuro se centrarán en empleos verdes, economía del cuidado, economía rural, la era de los robots o las plataformas digitales. La evolución del mundo del trabajo requerirá el desarrollo de nuevas competencias y aprendizaje continuado durante toda la vida, y esto supondrá una oportunidad para acabar con las situaciones de desigualdad y pobreza social que existen en la actualidad.

Hacia todo ello debe encaminarse el movimiento sindical internacional y la acción de la OIT con el objetivo de lograr empleos y salarios de calidad, mayores niveles de igualdad y protección y una justicia social que fomente el desarrollo de las economías a nivel mundial.

Con motivo de su centenario, la OIT celebrará un “Recorrido Mundial” de 24 horas en directo con eventos nacionales en 24 países, que conmemorará la labor de la OIT en cuatro continentes, desde Suva hasta Lima. Una emocionante jornada multinacional, multilingüe y multicultural a través del pasado, presente y futuro del mundo del trabajo en las que participarán desde bailarines, músicos, artistas de todo el mundo, trabajadores, empleadores y jefes de Estado reunidos para rendir homenaje a la justicia social y al trabajo decente.


► Web 100 Aniversario OIT