Se confirma la nulidad del despido de Rogelia Mariña

Versión para impresiónVersión para impresión
Mariña fue despedida por defender a sus compañeros y compañeras en Sargadelos 


El Tribunal de Justicia de Galicia (TSXG) ha emitido una sentencia confirmando la anulación del despido de la que fuera presidente de la Comité de Empresa de Sargadelos, Rogelia Mariña.

Rogelia fue despedida por un único "delito": defender a sus compañeros y compañeras. Después de muchos sacrificios laborales en un momento difícil para Sargadelos, y cuando la fábrica comenzaba a remontar, Rogelia exigió el cumplimiento del convenio colectivo en todos sus términos y condiciones. Es decir, fue despedida por cumplir con las obligaciones que implica su cargo sindical como delegada electa de UGT en la empresa.

Este despido fue considerado nulo por el Tribunal de lo Social que condenó a la empresa a indemnizar a Rogelia con 30.000 euros por daños morales. A partir de ese momento, las amenazas y las coacciones se sucedieron, no solo hacia ella, sino también hacia otros compañeros.

El mismo Segismundo García llegó a acusar a Rogelia y a la UGT de provocar un quebranto a la empresa de un millón de euros y coaccionó al personal con un proceso de despidos –algunos de ellos los llevó a cabo–, y la amenaza de cierre si Rogelia no desistía en su defensa de los derechos de sus compañeros. El miedo a perder el trabajo llevó a gran parte del personal a firmar un documento vergonzoso y Rogelia fue revocada como delegada.
 
Todo esto llevó al sindicato a desarrollar una campaña en defensa de la dignidad de Rogelia y contra la persecución sindical en Sargadelos, cuya máxima expresión fue una manifestación masiva en Cervo el pasado 23 de noviembre en la que participaron en cuadros y delegados sindicales de Galicia, junto a la Comisión Ejecutiva Confederal encabezada por su secretario general, Pepe Álvarez, y la Ejecutiva de UGT FICA liderada por Pedro Hojas.
 
Resulta significativo que la sentencia vuelva a confirmar que Segismundo García tiene que responder solidariamente, junto con la empresa, del pago a Rogelia Mariño de 30.000 euros de Indemnización, por lo que UGT va a solicitar al Tribunal el propietario de la empresa proceda al pago de esta indemnización de su bolsillo.

► Accede a la noticia completa de UGT-FICA