Los PGE, un parche para los pensionistas

UGT demanda blindar el poder adquisitivo de todos los pensionistas y derogar la reforma de 2013


 

  • Las medidas en materia de pensiones incluidas en los PGE 2018 son parches, temporales e insuficientes, que excluyen a muchos pensionistas y no solucionan los recortes en pensiones.
     
  • UGT manifiesta que hasta que el Índice de Precios al Consumo (IPC) no sea la referencia para subir todas las pensiones, el poder adquisitivo de las mismas está en riesgo, máxime teniendo en cuenta el repunte de los precios.
     
  • Reclama que la subida de todas las pensiones conforme al IPC sea un derecho esencial y universal y que, como tal, se reconozca en el Pacto de Toledo y se blinde en la Constitución.
     
  • El sindicato considera necesario para alcanzar un consenso político y social exige derogar la reforma de pensiones de 2013 y los recortes establecidos por el anterior Gobierno del PP.

 

UGT defiende ir más allá de los Presupuestos Generales del Estado 2018 en materia de pensiones, porque contiene medidas temporales, parciales e insuficientes, que no corrigen la pérdida de poder adquisitivo y los recortes que han sufrido los pensionistas desde la reforma de pensiones de 2013, impuesta por el anterior Gobierno del Partido Popular.

El sindicato estima necesario establecer un consenso social y político que pasa por la derogación de la reforma de pensiones de 2013, impuesta por el Gobierno del PP, y por asegurar el poder adquisitivo de todos los pensionistas.

En este sentido, insta a los partidos políticos, en el marco del Pacto de Toledo, a que reconozcan la subida de todas las pensiones conforme al IPC, como un derecho esencial y universal y como tal se blinde en La Constitución.

Los impuestos son necesarios para pagar pensiones dignas

El sindicato considera positivo que el Gobierno se plantee retocar la fiscalidad para financiar las pensiones, porque éstas no se pueden financiar solo con cotizaciones. Defiende el establecimiento de impuestos finalistas.

Demanda que se pongan en marcha, cuanto antes, medidas para afrontar el actual déficit de la Seguridad Social. Entre ellas: acabar con las bonificaciones a la contratación de las empresas, a cargo de la SS; financiar los gastos del Sistema desde los Presupuestos Generales del Estado; y destopar las bases de cotización.

Exige también que el actual Gobierno acabe con todos los recortes que han mermado el poder adquisitivo de nuestros pensionistas, como el copago farmacéutico.