La Cumbre Social llama a participar en las movilizaciones del 7 de octubre en defensa del trabajo decente

Versión para impresiónVersión para impresión

La Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que convoca la CSI en todo el mundo, sigue marcada en España por una fuerte crisis económica y social, que ha servido de pretexto para precarizar las condiciones de trabajo, destruir empleo y degradar las condiciones de vida y trabajo. Por ello, la Cumbre Social, que integran más de un centenar de organizaciones sociales, profesionales y culturales, entre las que se encuentran CCOO, UGT y USO, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía de nuestro país a participar en las movilizaciones del 7 de octubre en defensa del trabajo decente.

La Cumbre Social advierte que ante el declive que ha sufrido el mundo del trabajo, la nueva economía mundial, lejos de generar crecimiento y bienestar para las personas, ha incrementado la pobreza y la desigualdad. En este sentido, exige:

  • Garantizar por ley en el ámbito europeo y en el nacional que las empresas que subcontraten mediante cualquier fórmula sean responsables subsidiarios de los salarios y la protección social de las trabajadoras y trabajadores de las empresas subcontratadas

  • Exigir a las empresas que utilizan cadenas de suministros que todos sus proveedores mantengan condiciones de empleo decentes, y respeten los convenios colectivos y los derechos fundamentales

  • Derogar las reformas laborales de 2010 y 2012 y recuperar los derechos arrebatados a los trabajadores

  • Combatir la desigualdad y la pobreza mediante una Prestación de Ingresos Mínimos a las personas que carecen de empleo

  • Instar al Gobierno a cumplir las sentencias del TJUE, que señalan la discriminación y el abuso en la contratación temporal de nuestro país

Para reclamar estas y otras reivindicaciones, la Cumbre Social se suma a las movilizaciones con el objetivo de exigir trabajo decente que tendrán lugar el 7 de octubre.