La autonomía negociadora de los agentes sociales, garante de una negociación colectiva eficaz

Versión para impresiónVersión para impresión

Mª Carmen Barrera en la apertura de la Jornada “Hacia un nuevo modelo de negociación colectiva más democrático y el papel de los organismos autónomos de solución de conflictos”

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social y Presidenta en funciones del Consejo Económico y Social (CES), Mª Carmen Barrera, ha manifestado que “profundizar en las relaciones entre negociación colectiva y sistemas de solución de conflictos es lógico”. Los sindicatos son protagonistas de la negociación colectiva porque la Constitución Española garantiza la fuerza vinculante de los convenios y sitúa a los sindicatos como sujetos titulares de la negociación colectiva y porque, a lo largo de más de 40 años de democracia, han sabido hacer uso de estas facultades constitucionales, a través de la negociación de convenios y la participación en los procesos de concertación social. “Así los sistemas autónomos de solución de conflictos son uno de los más claros ejemplos de la autonomía negociadora de los agentes sociales, de la negociación colectiva y de la concertación social”.

Una autonomía que a su vez es garante de una negociación colectiva eficaz para gestionar los cambios económicos y sociales que estamos viviendo.

Barrera ha hecho estas declaraciones durante la apertura de la jornada “Hacia un nuevo modelo de negociación colectiva más democrático y el papel de los organismos autónomos de solución de conflictos”, que se ha desarrollado en la sede del CES.

El CES contribuyó a la creación de un sistema autónomo de solución de conflictos

La Presidenta en funciones del CES ha destacado que este organismo contribuyó a la creación de un sistema autónomo de solución de conflictos y que se puso en marcha cuando los agentes sociales así lo consensuaron en el primer Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de conflictos.

Las Memorias anuales del CES han analizado la evolución de estos Sistemas de solución de conflictos, el gestionado por la Fundación SIMA y también los de ámbito autonómico. Así, han constatado la progresiva ampliación del campo de actuación de estos sistemas, y han valorado positivamente el porcentaje de acuerdos, superior al 30% de los expedientes. “Esto nos habla de cómo estos sistemas contribuyen, no solo a reducir la conflictividad laboral, sino a encontrar soluciones equilibradas a estos conflictos”.

El equilibrio de las relaciones laborales es esencial

Barrera ha destacado que “cuando se habla de las transformaciones en el empleo, en las condiciones de trabajo y también en la organización de las empresas, aparece la idea de gestionar estas transiciones. Y para ello es esencial la negociación colectiva y autonomía de los agentes sociales como garantía de equilibrio para diseñar estas medidas de transición”.

Un equilibrio que no solo tiene que ver con las posiciones de los agentes sociales y los poderes públicos; sino con la cohesión social y la eficiencia económica, de tal forma que es necesario incorporar la visión de la cohesión social y de la mejora del capital humano como factores de eficiencia económica. 

En definitiva “las ideas de autonomía negociadora de los agentes sociales, de gestión por ellos de las relaciones laborales, incluyendo la gestión de los conflictos, son ideas que llevan a un planteamiento más general sobre el papel de la negociación colectiva como instrumento de gestión de los cambios económicos y sociales que estamos viviendo”- ha concluido.

 

Vídeo: 
📹 Estás viendo: 
Mari Carmen Barrera, Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT y Presidenta en funciones del Consejo Económico y Social (CES)