La ampliación del periodo transitorio para las empleadas de hogar perpetúa su precariedad

​El 4º Comité Confederal de la Unión General de Trabajadores rechaza la ampliación, hasta finales de 2023, del periodo transitorio en materia de Seguridad Social para las empleadas de hogar porque termina con las expectativas de este colectivo de seguir avanzando en la equiparación de derechos. En este sentido, critica la enmienda a los Presupuestos Generales del Estado, presentada por el Grupo Parlamentario Popular, avalada con el voto del resto de grupos que la apoyaron.

El sindicato rechaza tanto el contenido como la forma de esta modificación.

Ampliar el periodo transitorio hasta diciembre de 2023, cuya finalización estaba prevista inicialmente en 31 de diciembre de 2018, con el argumento de que supondría una mayor carga para las familias y para el sistema de la Seguridad Social, implica, una vez más, recortar los derechos de quienes trabajan en esta actividad, fundamentalmente mujeres y en su gran mayoría de nacionalidad extranjera.

Esta enmienda supone, entre otros aspectos, que un colectivo donde el trabajo a tiempo parcial alcanza el 53´2% de las personas ocupadas y cuyas pensiones de incapacidad permanente y de jubilación son las más bajas del sistema de la seguridad de la Seguridad Social, no van a poder beneficiarse de la regla establecida en el régimen general para la cobertura de lagunas en la cotización.

Por otra parte, el partido del Gobierno, se asegura un incremento de la recaudación, porque los tipos si se van a equiparar al Régimen General a partir de enero de 2019, pero no las bases de cotización, con el perjuicio que eso supone, a futuro, para las trabajadoras.

UGT critica, asimismo, la forma. sorpresiva y unilateral de esta modificación, obviando, una vez más, a los Interlocutores sociales en una materia que afecta a más de 500.000 trabajadoras y trabajadores, pero también a las familias por las que están empleadas. Es una nueva burla a un colectivo sobre el que el Gobierno no ha querido promover ningún avance desde el año 2012, incluso retrocediendo en los conseguidos en el dialogo social en 2011.