NIVEL DE ESTUDIOS DE LOS JÓVENES

Nos encontramos en un mercado laboral en el que la mayoría de los jóvenes, y muy especialmente, aquellos con titulación universitaria o técnica, se ven obligados a acceder en numerosas ocasiones a ocupaciones de cualificación más baja, para poder percibir algún tipo de ingreso. Este hecho, repercute negativamente no solo en las posibilidades de los jóvenes, con la cualificación adecuada a la hora de acceder a esos mismos puestos de trabajo, sino que también afecta a jóvenes con menos cualificación.

Como consecuencia de la excesiva competencia y demanda para acceder a un mismo puesto de trabajo, los jóvenes se ven obligados a alargar su formación, acumulando el mayor número de titulaciones formales y no formales (en la mayoría de los casos de forma improvisada y en función de las circunstancias del momento), con el objeto de aumentar las opciones que les permita insertarse en el mercado de trabajo.

El porcentaje de población que ha cursado estudios secundarios y postsecundarios en España es elevado cuando se trata del colectivo de jóvenes de 20 a 29 años.