Es necesaria una Ley Integral de Derechos de las Personas Mayores que garantice su protección

Versión para impresiónVersión para impresión
Cristina Antoñanzas en una jornada centrada en “Servicios Sociales e Igualdad”


La Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas, ha participado en unas jornadas de la UJP Aragón sobre envejecimiento activo centradas en “Servicios Sociales e Igualdad” donde ha abordado un análisis sobre las “Políticas de igualdad en las personas mayores”.

Antoñanzas ha señalado que el envejecimiento de la población y el aumento de la longevidad “representa una de las más importantes transformaciones sociales, económicas y políticas de nuestro tiempo, y conlleva, entre otras cosas, la necesidad de prestar atención adecuada a las necesidades de las personas de más edad y a los problemas a los que se enfrentan en su día a día”.

“A día de hoy no disponemos de un sistema de servicios sociales que atiendan a las personas que necesitan de una red de cuidados, servicios y prestaciones. Además, la ley para la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, no cubre las necesidades sociales y no se atienden en su totalidad o con suficiente intensidad prestaciones y servicios”.
 
“Por ello” ha destacado, “es imprescindible desarrollar actuaciones y estrategias sociales y políticas que afronten las situaciones que viven los mayores. Debemos adelantarnos al futuro inmediato, abordar líneas de intervención para combatir la soledad y minimizar sus riesgos y consecuencias, y velar por el maltrato de las personas mayores y que se engloba dentro de la violencia doméstica, familiar, o institucional, y cuya prevención requiere medidas de protección, con la participación de múltiples actores”.

 
 “En el último decenio ha habido grandes avances en las políticas relativas al envejecimiento, pero la discriminación y la exclusión social continúan, por eso es el momento de repensar cómo estamos protegiendo a las personas mayores y si los instrumentos actuales con válidos o no”.
 
“Para UGT, los servicios sociales de las personas mayores tienen un papel fundamental respecto al alcance de derechos y requieren la garantía de su aplicación y desarrollo deben establecerse como un derecho subjetivo, de carácter universal, con garantía de equidad, eficiencia, suficiencia y condiciones básicas de acceso a las prestaciones y servicios, respondiendo a las necesidades de la población y contribuyendo a una mayor cohesión social y territorial”.
 
Desarrollar líneas específicas de intervención 
 
Cristina Antoñanzas ha subrayado que nuestros mayores “tienen un papel relevante, tanto social como familiarmente porque son un pilar fundamental para la sociedad actual y por eso es fundamental responder a sus necesidades”. 
 
“En este sentido, el sindicato reivindica derogar la reforma de las pensiones impuesta por el Partido Popular; desarrollar la ley de dependencia suprimiendo el RD 20/2012 que supuso un hachazo para la implantación y el desarrollo de la ley; establecer una Estrategia Estatal contra la soledad, desarrollada desde el ámbito de los servicios sociales; fortalecer los servicios públicos, especialmente en Servicios Sociales, así como garantizar la existencia y viabilidad de infraestructuras públicas para la atención y cuidados de calidad, accesibles y adecuados, de personas mayores y/o en situación de dependencia”.
 
“Además, hace falta una Ley Integral de Derechos de las Personas Mayores que garantice una protección específica a los mayores y que contemple los ámbitos de salud, vivienda, protección económica, jurídica, cultura y ocio. En definitiva, lograr y garantizar el reconocimiento social y el bienestar de todas y todos nuestros mayores” ha añadido.