El principal objetivo del nuevo Ministro de Economía debería ser un cambio de política

Versión para impresiónVersión para impresión

La Unión General de Trabajadores considera que el cambio de titular en el Ministerio de Economía debería suponer un giro en la política económica del Gobierno que restañe las heridas ocasionadas en la sociedad española por la crisis y la política de recortes impuesta por el Gobierno del Partido Popular durante estos años. El crecimiento económico debe repartirse al conjunto de la sociedad a través de la actuación política, con medidas que atajen la pobreza y el crecimiento de las desigualdades, que restablezcan los servicios públicos y los sistemas de protección social, dignifiquen el mercado de trabajo, y sienten las bases de un nuevo sistema productivo.  

Algunas de esas medidas deberían estar dirigidas a garantizar el Sistema Público de pensiones y una revalorización de las mismas conforme al IPC; la recuperación de los salarios de los trabajadores y trabajadoras españoles tras años de pérdida de poder adquisitivo; la recuperación de los derechos perdidos por los empleados públicos, incluida una actualización de sus salarios; o una reforma integral del sistema tributario para mejorar la contributividad, la equidad, y combatir el fraude fiscal.

La incorporación de Román Escolano al Gobierno de España como nuevo Ministro de Economía debería suponer un punto y aparte en la línea seguida por el Ejecutivo durante los últimos años. El cambio en el ciclo económico hace necesario acometer una política diferente, como están reclamando los pensionistas, las mujeres trabajadoras, los jóvenes, los investigadores, los empleados públicos, y tantos otros colectivos que día tras día están exigiendo cambios en la actuación del Gobierno.

En este sentido, la cartera de Economía tiene un papel esencial en el que deseamos que su nuevo titular tenga todo el éxito que nuestro país necesita.​